Retención de líquidos: conoce que alimentos lo provocan

Retención de líquidos: conoce que alimentos lo provocan

3 minutos de lectura

La retención de líquidos se debe sobre todo a la presencia de sodio en los alimentos, si bien hay otras causas que nos pueden hacer propensos a ella, como desarreglos hormonales o renales

Según la Fundación Española del Corazón, “el edema, conocido popularmente como retención de líquidos, es un aumento en el volumen del líquido intersticial, es decir, una acumulación excesiva de líquidos en los tejidos. Sus causas varian, entre ellas, problemas circulatorios, insuficiencia cardiaca congestiva, enfermedades renales o hepáticas. También existe el edema cíclico idiopático, en el que el problema se produce sin causa conocida”.

Retención de líquidos

Otra causa de la retención, no necesariamente implica la existencia de una enfermedad, puede ser una acumulación de estrógenos, que se produce en los primeros días de la menstruación, que hace que las mujeres se hinchen justo antes de tener la regla. Ahora bien, los niveles elevados de dicho esteroide pueden ser permanentes debido a desarreglos hormonales o tras tomar durante largo tiempo anticonceptivos, con lo que la acumulación de líquidos será permanente.

También se citan enfermedades alérgicas e intolerancias alimentarias como responsables de procesos inflamatorios que acumulan líquidos. Pero sin duda, el principal causante de la retención de líquidos en personas, es la presencia de sodio en los alimentos ingeridos.

El sodio, principal causante

El sodio -es decir la sal alimentaria- viene oculto en innumerables productos y presenta la característica de que además de subir la presión arterial en personas hipertensas, tiene una gran tendencia asociarse con las moléculas de agua formando enlaces, de modo que la presencia de altas dosis de sodio en los tejidos, significan cantidades importantes de agua, es decir retención de líquidos. Y el sodio entra en nuestro cuerpo por un único sitio: la boca.

Por lo tanto, padezcas o no enfermedades relacionadas con los edemas, el exceso de sodio en la dieta, sea por echar mucha sal o porque los alimentos la conllevan, te harán aumentar la retención de líquidos. En consecuencia debemos evitar esta adición excesiva de sal de mesa, pero también los siguientes diez alimentos

Diez alimentos que aumentan la retención de líquidos

Quesos curados y semicurados: estos alimentos acumulan gran cantidad de sodio al ser concentrados lácteos, e incluso por añadido artificial. Cuanto más curado un queso más alto el porcentaje de sodio.

Embutidos: la sal es fundamental en la elaboración de los embutidos puesto que ella interviene en la curación y estabilización. La casi totalidad de los embutidos son altos en sodio.

Ahumados: además de otros productos fruto del proceso de ahumado, también emplean la sal como conservante, ya sea salmón, carnes ahumadas de mamíferos, etc.

Pescados en salazón: ocurre lo mismo, el sodio se utiliza como conservante y se transfiere al producto. Por ejemplo las sardinas o las anchoas, pero también los arenques, etc.

Carnes curadas: el ejemplo más evidente es el jamón serrano.

Aperitivos salados: patatas, galletitas saladas, etc., son ricas en sodio.

Pan, galletas y otra bollería: los productos de harina panificada destacan por su alto porcentaje de sodio. Si comemos pan, que sea integral y sin sal.

Procesados industriales: se suelen utilizar aditivos o potenciadores del sabor ricos en sodio, como el glutamato monosódico, benzoato sódico, citrato de sodio y otros.

Bebidas alcohólicas: Su poder para retener líquidos no se relaciona con el sodio pero si con los procesos inflamatorios que provoca el acetaldehídola en el hígado, metabolito intermedio del alcohol etílico. En los procesos inflamatorios se produce acumulación de agua en los tejidos.

Pastillas de caldo: a muchos guisos y estofados se les añade una pastillita de glutamato monosódico, que en definitiva hace subir el sodio sérico.

Alimentos recomendados para no retener líquidos

En realidad todos los alimentos basados en productos frescos son muy recomendables para evitar la retención de líquidos. Por ejemplo, carnes de ave a la plancha y con poca sal, ensaladas de todo tipo de hortalizas, así como frutas y verduras. También el yogur y los quesos frescos son bajos en sodio y muy recomendables, así como el huevo duro.

En otro orden de cosas, existen algunos alimentos con propiedades diuréticas, sobre todo vegetales. Por ejemplo los espárragos, tanto blancos como verdes, o bien las alcachofas hervidas nos hacen orinar en abundancia. Otro diurético importante es el café, aunque solo a partir de las primeras tazas. Adicionalmente podemos añadir la piña tropical a nuestra dieta, que también presenta buenas propiedades.

Tomado de EL DIARIO

CURADAS | Tu compañía en información…

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Recientes de Blog