El alero de los Boston Celtics Jayson Tatum (d), este 13 de mayo de 2022. EFE/EPA/Kamil Krzaczynski

NBA: Un Tatum épico frustra a Giannis y fuerza el séptimo partido

3 minutos de lectura

Redacción deportes (EE.UU.), 13 may (EFE).- Un monumental Jayson Tatum, con 46 puntos, lideró este viernes a los Boston Celtics en el trascendental triunfo por 108-95 en el campo de los Milwaukee Bucks, pese a los 44 puntos y 20 rebotes del griego Giannis Antetokounmpo, y forzó el séptimo y decisivo partido en las semifinales de la Conferencia Este.

Tatum igualó a Paul Pierce con la segunda mejor actuación de la historia de los Boston Celtics en un partido en el que solo valía ganar para evitar la eliminación y llevó la serie al TD Garden, donde el próximo domingo se decidirá el rival de los Miami Heat en las finales de la Conferencia Este.

El nativo de Saint Louis silenció a los vigentes campeones en el Fiserv Fórum con 46 puntos, once de ellos anotados de forma consecutiva en el cuarto período cuando los Bucks iban camino de remontar un -13, nueve rebotes y cuatro asistencias.

Fue apoyado por los 22 puntos de Jaylen Brown, los 21 de Marcus Smart y por un dominicano Al Horford que capturó diez rebotes y selló cuatro taponazos, clave para contener el ímpetu de los Bucks.

Horford, que había anotado treinta puntos en esta misma pista en el cuarto partido, solo metió dos puntos este viernes, pero su actuación fue determinante para sostener a los Celtics en la pintura.

GIANNIS EMULA A O’NEAL

La tremenda actuación de equipo liderada por Tatum frustró una noche estelar de Giannis, quien logró 44 puntos y 20 rebotes, números que en los ‘playoffs’ no se veían desde 2001, con Shaquille O’Neal como protagonista.

Sin embargo, el griego se quedó sin apoyo de sus compañeros. Metió 44 puntos de forma individual y sus demás compañeros sumaron 51. Demasiado poco para contener el hambre ganador de los Celtics.

El equipo de Boston tiene un balance de 24-9 en los séptimos partidos de los ‘playoffs’, mientras que los Bucks tienen un 3-8.

En un partido sin marcha atrás para los Celtics, Tatum y Marcus Smart enseñaron el camino con un excelente arranque. El primero llevaba ya 18 puntos al descanso, con cuatro de siete en triples, y cinco rebotes. El segundo anotó 16 con un seis de nueve en tiros y cuatro triples.

Los Celtics tuvieron una ventaja de nueve puntos en el primer cuarto y la incrementaron hasta las diez unidades al descanso, en el 53-43, al resistir a un Antetokounmpo que rozaba el doble-doble ya en la primera mitad, con 21 puntos y ocho rebotes.

El griego, pese a la dura defensa de los Bucks y a recibir varios golpes en la cabeza peleando por los balones divididos, consiguió sostener a los Bucks junto a Jrue Holiday, quien también se lució con doce puntos en los primeros 24 minutos.

RECITAL DE TATUM

Si Tatum empezó fuerte, su tercer cuarto fue un auténtico recital de baloncesto. Disparó a su equipo hasta una ventaja máxima de 18 puntos en el 68-50 y contuvo la reacción de los Bucks.

Antetokounmpo lideró un parcial de 12-2 que colocó a los Bucks a ocho de distancia, pero dos jugadas maravillosas de Tatum restablecieron las distancias.

Logró una jugada de tres puntos con una gran penetración en la pintura y, después, fulminó a Bobby Portis y conectó un tremendo triple para el 83-68.

El equipo de Ime Udoka entró en el cuarto parcial con trece puntos de margen, una renta importante, pero teniendo claro el grave bajón tenido en los minutos finales del anterior choque, cuando desperdiciaron catorce de ventaja.

Y la historia pareció por momentos poder repetirse. Los Bucks, con siete puntos de Connaughton y un triple de Giannis, recortaron hasta tan solo cuatro puntos de distancia (85-81) y reavivaron los fantasmas para los Celtics.

Pero en el momento de máxima dificultad emergió Tatum con once puntos consecutivos para Boston que le devolvieron once puntos de ventaja en el 98-87. Su tremenda actuación, unida a una gran canasta de Smart, permitió a Boston entrar en los últimos 3:30 minutos de partido con trece puntos de margen.

Una ventaja que los de Boston mantuvieron con autoridad para forzar el séptimo partido en el TD Garden, la forma más cruel y a la vez más correcta para decretar el ganador de una de las series más intensas de los últimos años. EFE

Curadas | Vía Agencia EFE 

Somos Curadas.com Tu compañía en información

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Recientes de Blog