Ginseng: la planta que reduce el colesterol y mejora la circulación

Ginseng: la planta que reduce el colesterol y mejora la circulación

3 minutos de lectura

Debido a sus componentes, el ginseng mejora la calidad de la sangre y es recomendable para reducir el colesterol

El colesterol es un tipo de grasa que está presente en la sangre. Es importante para la formación de células sanas. Aunque el cuerpo necesita una cantidad suficiente de colesterol, niveles elevados ponen en riesgo la salud. Por esa razón, el consumo de ginseng te ayuda a reducir el colesterol y a mejorar la circulación.

Esta afección no presenta síntomas. Por eso hay personas que la padecen y no lo saben. Esto es peligroso porque si no se inicia un tratamiento oportunamente, se puede sufrir un ataque cardíaco o un accidente cerebrovascular. “Con el colesterol alto, es posible que se te formen depósitos grasos en los vasos sanguíneos. Con el tiempo, estos depósitos crecen y hacen que sea más difícil que fluya suficiente sangre a través de las arterias. A veces, esos depósitos pueden romperse de repente y formar un coágulo que causa un ataque cardíaco o un accidente cerebrovascular”, explican los expertos de Mayo Clinic, entidad sin ánimo de lucro dedicada a la práctica clínica, la educación y la investigación.

Ginseng
Ginseng: la planta que reduce el colesterol y mejora la circulación

Los Institutos Nacionales de Salud de Estados Unidos mencionan que uno de los pasos más importantes para regular el colesterol es tener una alimentación balanceada. Algunas recomendaciones básicas incluyen:

  • Comer alimentos variados, como frutas frescas, vegetales y cereales de grano entero.
  • Limitar las calorías de grasas a 35 por ciento o menos del total diario de calorías ingeridas.
  • Limitar los alimentos con colesterol, como la yema de huevo.
  • Comer alimentos que tengan fibra, como granos enteros”.

¿Cómo regular los niveles altos de colesterol?

Además de hacer cambios en el estilo de vida es importante seguir las recomendaciones del médico, especialmente si receta medicamentos. “Casi todos los medicamentos para el colesterol son pastillas. Algunos vienen en polvo para mezclar con bebidas. Algunos se toman una vez al día. Otros deben tomarse más a menudo. Con algunas combinaciones, los medicamentos no pueden tomarse a la misma hora. Pregunte a su médico o enfermera qué tipo de horario será el más práctico para usted”, indican los Institutos Nacionales de Salud de Estados Unidos.

Algunas personas recurren a la preparación de remedios caseros para regular estos niveles. Es importante saber que se debe consultar con un médico antes de consumirlos, para evitar complicaciones en el estado de salud.

Po ejemplo, el ginseng es una planta medicinal que tiene diferentes efectos positivos para la salud de las personas. De acuerdo con Tua Saúde, portal especializado en salud, posee ginsenósidos, unas sustancias que le conceden propiedades que ayudan a revitalizar el organismo.

Adicionalmente, “es excelente para mantener la presión arterial, bajar el colesterol y para mejorar la circulación sanguínea”, detalla el sitio web.

El consumo recomendado de esta planta es de 8 gramos. Se debe consultar con un médico antes de ingerirla, especialmente si se tiene una enfermedad o afección de salud.

Otros de sus beneficios incluyen:

  • Calmar el estrés.
  • Estimular las células del cerebro.
  • Contribuir a la prevención de la gripa.
  • Disminuir la fatiga.
  • Mejorar la circulación.

Tipos de colesterol

Al momento de realizarse una prueba de sangre, los resultados muestran diferentes elementos:

  • Colesterol total: Cantidad total de colesterol en la sangre. Incluye ambos tipos: El colesterol de lipoproteína de baja densidad (LDL, por su sigla en inglés) y el colesterol de lipoproteína de alta densidad (HDL, por su sigla en inglés).
  • Colesterol malo (LDL): El que se acumula en sus arterias y las obstruye.
  • Colesterol bueno (HDL): Ayuda a eliminar el colesterol de sus arterias.
  • No-HDL: Este número es su colesterol total menos su colesterol bueno (HDL). Su colesterol no-HDL incluye el colesterol malo (LDL) y otros tipos de colesterol, como la lipoproteína de muy baja densidad (VLDL).
  • Triglicéridos: Otro tipo de grasa en su sangre que puede aumentar su riesgo de enfermedad cardíaca (del corazón), especialmente en mujeres.

¿Te gustó el artículo? Tenemos mucho más para ti. Únete a Curadas haciendo clic en este enlace.

Tomado de SEMANA

CURADAS | Tu compañía en información…

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Recientes de Blog