Tensión normal presión arterial baja e hipertensión

Tensión arterial normal en adultos presión baja e hipertensión

12 minutos de lectura

En esta publicación aprenderás cuál es el valor de la tensión normal. También acerca de la presión arterial alta, qué es la hipertensión, cuándo se puede decir que alguien tiene la tensión alta o baja, e incluso cómo tomarte la tensión.

La presión arterial o tensión es un indicador de salud importante que muchos médicos recomiendan monitorear y controlar a medida que se envejece. Por eso es importante saber cuál es la tensión normal en adultos.

Pero no tiene mucho sentido hacerlo si no sabes qué significan las lecturas o cómo recopilarlas correctamente.

Además, las lecturas varían a lo largo del día y pueden depender de factores como la hidratación y el estrés.

Siendo así, es importante que conozcas los rangos que indican presión arterial alta, baja y normal.

Qué es la tensión o presión arterial

La presión arterial es la fuerza que impulsa la sangre a través de las arterias a medida que el corazón bombea, suministrando oxígeno y nutrientes a los órganos y tejidos de todo el cuerpo.

Una lectura normal de la presión arterial o tensión es esencial para que los órganos funcionen bien y eviten daños.

Además, la presión arterial puede cambiar según la edad, condiciones de salud y otros factores de estilo de vida.

Vigilar estos números es importante porque cuando su presión arterial sube o baja rápidamente, o permanece alta o baja durante un período de tiempo prolongado, puede ser un signo de mala salud y tener consecuencias graves, incluido un mayor riesgo de muerte prematura.

Una forma de controlar fácilmente la presión arterial es con un monitor de presión arterial en el hogar.

Aunque algunos tensiómetros facilitan la interpretación de sus lecturas, es importante comprender qué significan los números de la tensión o presión arterial y cuáles indican una lectura normal o alta.

Qué significan los números de presión arterial o tensión

Una lectura de la tensión presenta dos números: un número superior, que se denomina presión arterial sistólica, y un número inferior, que se denomina presión arterial diastólica.

Qué es la presión arterial sistólica

La presión arterial sistólica mide cuánta presión ejerce la sangre contra las paredes de las arterias. Cuando el corazón se contrae, bombea sangre extra al sistema circulatorio, aumentando la presión. Ese aumento se mide por la presión arterial sistólica.

Qué es la presión arterial diastólica

La presión diastólica mide la tensión dentro del sistema cuando el corazón está en reposo.

La presión arterial sistólica es la presión máxima durante un latido del corazón, mientras que la presión arterial diastólica es la presión más baja entre los latidos del corazón cuando el corazón se relaja brevemente.

Cuál es la presión sanguínea o tensión normal

Una lectura de tensión normal indica que el corazón y los vasos sanguíneos no están trabajando demasiado empujando la sangre y que la sangre no está ejerciendo demasiada presión sobre las paredes de los vasos.

Datos recientes de la American Heart Association sugieren que la lectura normal óptima para adultos mayores de 20 años es inferior a 120/80.

La presión arterial puede variar según la edad, el género, la raza y el origen étnico de una persona, pero aun así debe estar dentro del rango normal general.

Aunque los números inferiores a 120/80 generalmente se consideran normales, la presión arterial varía según la edad.

Tensión o presión arterial normal por edad, raza y género

Antes la presión arterial o tensión normal para adultos variaba según el género y la edad específica, pero los nuevos datos indican que lo normal para los adultos en general es inferior a 120/80.

En cuanto al género o sexo, hay cada vez más evidencia del riesgo de enfermedad cardiovascular en mujeres con presión arterial más baja de lo que se considera normal.

Un estudio sugirió mayor riesgo de infarto de miocardio e insuficiencia cardíaca en mujeres que comienzan con presiones arteriales sistólicas superiores a 110.

Tabla de la tensión alta o presión arterial elevada por etapas

Hay cinco etapas para clasificar la tensión o presión arterial alta: la etapa normal y cuatro etapas de hipertensión, que van desde muy tratable hasta urgente.

EtapaSistólicaDiastólica
NormalMenor a 120Menor a 80
ElevadaEntre 120 y 129Menor a 80
Hipertensión Etapa 1Entre 130 y 139Entre 80 y 89
Hipertensión Etapa 2140 o más90 o más
Hipertensión Etapa 3Más de 180Más de 120

Tensión o presión arterial normal

Las personas con un rango de presión arterial de 90 a 120 sistólica y de 60 a 80 diastólica tienen una presión arterial normal.

Una lectura sistólica por debajo de 90 significa presión arterial baja.

Presión sanguínea elevada

Una lectura de presión arterial de 120 a 129 sistólica y menos de 80 diastólica significa presión arterial elevada y, por lo tanto, una mayor probabilidad de desarrollar hipertensión.

A medida que aumenta la presión arterial, aumenta la carga de trabajo del corazón y las arterias, lo que ocasiona el engrosamiento del músculo cardíaco, es decir, hipertrofia, lo que puede provocar insuficiencia cardíaca.

También da como resultado el microdesgarro de la pared arterial, lo que lleva a la deposición de colesterol (aterosclerosis).

Esto conduce al estrechamiento del vaso y a una mayor elevación de la presión arterial.

Hipertensión Etapa I

La Hipertensión Etapa I se define por una lectura sistólica de 130 a 139 y una lectura diastólica de 80 a 89.

Los médicos inicialmente tratan esta etapa de la hipertensión sugiriendo un estilo de vida más saludable: comer más vegetales y granos integrales, usar menos sal, aumentar la actividad física y controlar el estrés.

Sin embargo es posible que se necesiten medicamentos incluso en esta etapa si la presión arterial cae en este rango en múltiples lecturas durante un período de tiempo.

Los adultos con hipertensión en etapa I deben considerar la medicación después de tres a seis meses de terapia no farmacológica.

Si no se trata la tensión alta, también existe el riesgo de aterosclerosis, esto es el engrosamiento o endurecimiento de las arterias causado por la acumulación de placa en el revestimiento interno de una arteria.

Los factores de riesgo para la aterosclerosis pueden incluir niveles altos de colesterol y triglicéridos, presión arterial alta, tabaquismo, diabetes, obesidad, actividad física y consumo de grasas saturadas.

Hipertensión Etapa II

Hipertensión Etapa II está marcada por una lectura sistólica de al menos 140 y una lectura diastólica de al menos 90. Por lo general, se trata con una combinación de medicamentos y una prescripción de estilo de vida saludable.

Esta etapa de la hipertensión es más grave que la anterior y debe vigilarse con cuidado.

Crisis hipertensiva

Una crisis hipertensiva es una situación de emergencia y ocurre cuando la lectura de la presión arterial sistólica supera los 180 y la lectura diastólica supera los 120.

Puede ocurrir daño inmediato a los órganos y se debe buscar tratamiento de emergencia si hay síntomas de accidente cerebrovascular, dolor de cabeza, cambios visuales, mareos, dolor en el pecho o dificultad para respirar.

Cómo tomar la tensión

Puede tomarse la presión arterial en casa con un tensiómetro de muñeca o un tensiómetro de manguito para la parte superior del brazo.

Los expertos suelen recomendar brazaletes para la parte superior del brazo porque son los más precisos.

Los brazaletes para la parte superior del brazo pueden venir con un monitor manual o digital.

Ambos funcionan bien, pero si te tomas la tensión por tu cuenta con regularidad, es probable que un tensiómetro digital sea más fácil para ti.

Para tomar su presión arterial o tensión con precisión con un manguito digital para la parte superior del brazo, comienza sentándote tranquilamente en posición vertical durante unos minutos, permitiendo que tu cuerpo se relaje un momento.

No cruces las piernas ni los tobillos. Usar un soporte cómodo para la espalda.

Con el monitor colocado sobre una mesa frente a ti, coloca el brazo junto a él, aproximadamente a la altura del corazón, y coloca el brazalete alrededor de la parte superior del brazo desnudo aproximadamente tres centímetros por encima del codo.

Asegura el brazalete de modo que solo puedas deslizar la punta de un dedo debajo del borde superior.

Luego, simplemente enciende el monitor, presiona el botón de inicio y respira normalmente mientras el manguito se infla y desinfla, midiendo tu presión arterial y mostrando los resultados en la pantalla.

Qué se considera presión arterial alta

La presión arterial alta o tensión alta, también conocida como hipertensión, se define por lecturas sistólicas de al menos 130 y lecturas diastólicas de al menos 80.

Qué causa la presión alta

A menudo se desconoce la causa de la tensión alta, presión arterial alta o hipertensión.

Se desarrolla con el tiempo y, a menudo, ocurre como resultado de elecciones de estilo de vida poco saludables.

Algunas personas tienen hipertensión por por una afección subyacente, como enfermedad renal, tumores de las glándulas suprarrenales o trastornos de la tiroides.

Otras condiciones como el embarazo, la diabetes y la obesidad también pueden aumentar su riesgo.

Algunas personas son susceptibles a la presión arterial alta debido a ciertos medicamentos, como las píldoras anticonceptivas, algunos descongestionantes e incluso algunos analgésicos.

Las drogas ilícitas, como la cocaína y las anfetaminas, también pueden aumentar la presión arterial.

Síntomas de tensión o presión arterial alta

La presión arterial alta se conoce como «el asesino silencioso» porque normalmente no presenta síntomas.

De hecho, la mayoría de las personas ni siquiera se dan cuenta de que tienen hipertensión hasta que se les controla la presión arterial.

Los síntomas no se desarrollan hasta que los números aumentan mucho y los órganos se dañan, a menudo de manera irreversible.

Si tienes hipertensión grave, es posible que notes los siguientes síntomas, pero no te confíes, podrías no tener ningún síntoma:

Posibles síntomas de tensión alta

  • Dolores de cabeza
  • Dificultad para respirar
  • Hemorragias nasales
  • Enrojecimiento
  • Mareo
  • Dolores de pecho
  • Cambios visuales
  • Sangre en la orina
  • Cambios de humor
  • Estreñimiento

Tratamiento: Cómo bajar la presión arterial alta

Un estilo de vida saludable puede ayudar a prevenir parte del daño que puede ocurrir con la hipertensión, así como ayudar a reducir la presión arterial hasta cierto punto.

Algunas recomendaciones para bajar la tensión:

  • Limitar el consumo de sal a 2,3 gramos al día.
  • Hacer 150 minutos de ejercicio aeróbico de intensidad moderada a la semana.
  • Limitar el consumo de alcohol.

Una dieta rica en verduras, frutas, productos lácteos bajos en grasa, cereales integrales, aves, pescado y frutos secos. Bajo en dulces, bebidas azucaradas y carnes rojas.

Manejar el estrés con prácticas como la meditación, respiración controlada y similares.

Reducir el porcentaje de grasa corporal total.

Manejar adecuadamente las condiciones médicas asociadas como la diabetes.

Efectos secundarios de la presión arterial alta

Los peligros de la presión arterial alta no tratada incluyen accidente cerebrovascular, ataque cardíaco, insuficiencia cardíaca, pérdida de la visión, insuficiencia renal, demencia vascular y disfunción sexual.

Además, es uno de los principales factores de riesgo para desarrollar fibrilación auricular, que es el trastorno del ritmo cardíaco más común en todo el mundo y puede provocar un accidente cerebrovascular, insuficiencia cardíaca y una calidad de vida reducida.

Qué es la presión arterial baja

Si bien la hipertensión puede ser problemática para tu salud, la tensión demasiado baja también puede ser motivo de preocupación.

La American Heart Association no reconoce una lectura específica de la presión arterial diaria como «demasiado baja». En cambio, se trata de qué síntomas puede estar experimentando debido a la presión arterial baja, cómo afectan estos síntomas y cuánto tiempo persisten.

Qué causa la presión arterial baja

Hay muchas razones posibles para la presión arterial baja, entre ellas:

  • Problemas cardíacos como insuficiencia cardíaca o frecuencia cardíaca baja.
  • Problemas endocrinos, como enfermedad paratiroidea, insuficiencia suprarrenal o hipoglucemia.
  • Deshidración.
  • Sepsis por infección grave.
  • Efectos secundarios de medicamentos para la presión arterial alta.
  • Hipertrofia prostática.
  • Enfermedad de Parkinson.
  • Depresión.
  • Disfunción eréctil.
  • Pérdida de peso masiva.
  • Pérdida de sangre o anemia.

Síntomas de presión arterial baja

Los síntomas de la tensión baja pueden incluir:

  • Mareos o aturdimiento.
  • Náuseas.
  • Deshidratación.
  • Falta de concentración.
  • Visión borrosa.
  • Piel fría y húmeda.
  • Respiración rápida y superficial.
  • Cansancio.
  • Depresión.
  • Ritmo cardiaco elevado.

Tratamiento: Cómo aumentar la presión arterial baja y llevarla a tensión arterial normal

El tratamiento para la tensión baja depende de la causa.

Es posible que sea necesario ajustar o suspender ciertos medicamentos si están contribuyendo a la presión arterial baja.

Ciertas modificaciones en el estilo de vida, así como a veces el tratamiento farmacológico, también pueden ser útiles.

Efectos secundarios de la presión arterial baja

Es posible que no se discuta la presión arterial baja con tanta frecuencia como la tensión alta, pero debe abordarse, ya que la presión arterial baja prolongada puede afectar negativamente los órganos pues se necesitan de cierta presión para mantener el flujo de sangre hasta ellos.

La sangre suministra oxígeno y nutrientes a los órganos. Si la presión arterial es demasiado baja, no les llegará un suministro de sangre adecuado.

Si no se trata, la presión arterial baja puede aumentar el riesgo de desmayo, ataque cardíaco y daño a los órganos.

Frecuencia cardíaca y presión o tensión arterial

La tensión (presión arterial) mide la fuerza que mueve la sangre a través de los vasos sanguíneos, mientras que la frecuencia cardíaca es la cantidad de veces que late el corazón por minuto.

Ambos son indicadores de salud importantes, pero se miden de forma independiente y no necesariamente aumentan o disminuyen sincrónicamente.

Un aumento temporal de la frecuencia cardíaca, como durante el ejercicio, no se considera problemático.

De hecho, se espera que el corazón eleve su actividad durante un período de ejercicio y luego regrese a su ritmo de reposo.

Y cuanto más intenso sea el esfuerzo, más debería aumentar la frecuencia cardíaca durante el ejercicio.

El ritmo cardíaco puede duplicarse durante la actividad, lo importante es que vuelva a su ritmo de reposo relativamente pronto después de terminar su entrenamiento.

Los aumentos significativos en la presión arterial, por otro lado, no son normales y deben controlarse y con un médico.

Monitor de presión arterial y esfigmomanómetro

Tensiómetro, monitor de presión arterial y manguito de presión arterial son las denominaciones que se usan para describir la misma herramienta de medición de la presión arterial.

En Venezuela se usa «tensiómetro». ¿Cómo le dicen en tu país? (Deja un comentario al final)

El manguito de presión arterial es el elemento que envuelve la parte superior del brazo, la muñeca o el dedo para medir la presión arterial.

El tensiómetro es el elemento encargado de inflar y desinflar el manguito, además de proporcionarte la lectura de tu presión arterial en una pantalla de fácil lectura.

La mayoría de los expertos recomiendan usar un monitor de presión arterial con un manguito de presión arterial en la parte superior del brazo para las lecturas en el hogar porque tienden a ser más precisos que las muñequeras y los dedos.

Cuándo llamar al médico

Los riesgos de la presión arterial alta y baja hacen que controlar su presión arterial en el hogar sea esencial para la salud y bienestar general.

Se recomienda llamar a un doctor o ir a un centro de atención médica si las lecturas de la tensión son superiores a 180/120, incluso si no hay otros síntomas.

Hay que tomarlo como una urgencia o emergencia si las lecturas de presión arterial alta están asociadas con síntomas de daño a órganos, como dolor de cabeza, cambios en la visión, debilidad, entumecimiento, dolor en el pecho o dificultad para respirar.

Te puede interesar

Fuentes

Original publicado en Forbes.com (inglés). Traducido y resumido para Curadas por Newman Viloria.

https://www.forbes.com/health/healthy-aging/normal-blood-pressure-chart-by-age/

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Recientes de Blog