Palacio de Buckingham: las abejas de la Reina Isabel II y su ritual

Palacio de Buckingham: las abejas de la Reina Isabel II y su ritual

2 minutos de lectura

Cuando se supo la noticia, el apicultor real fue convocado para cumplir con la tradición en el Palacio de Buckingham

Entre las extravagancias del micro mundo de la realeza británica se encuentra la figura del apicultor real. Sí, hay un hombre encargado de cuidar las abejas de la corona en el Palacio de Buckingham, una tarea que se mantuvo durante siglos y pasó a ser una inalterable tradición.

Hay muchos rituales que se repiten en estos tiempos de transición entre la muerte de un rey y la coronación del siguiente, uno de ellos involucra a las abejas que pertenecen a la realeza.

¿De qué se trata? El apicultor debe informar a las colmenas que se mantienen en los jardines del Palacio de Buckingham y la Casa Clarence que se murió la Reina y que ahora hay otra persona al mando.

Palacio de Buckingham
El apicultor oficial del Palacio, se llama John Chapple y tiene 79 años.

El ritual de las abejas

El apicultor oficial del Palacio, se llama John Chapple, tiene 79 años y, según le dijo al Daily Mail viajó al Palacio de Buckingham y Clarence House el viernes después de conocer la noticia de la muerte de la Reina para llevar a cabo el ritual supersticioso.

En voz baja y tono amable, el hombre le dijo que su nuevo amo es ahora el rey Carlos III.

Colocó cintas negras atadas en lazos en las colmenas, hogar de decenas de miles de abejas, antes de informarles que la noticia. Luego, instó a las abejas a ser buenas con su nuevo amo.

El extraño ritual se basa en una vieja superstición de que no avisarles de un cambio de dueño provocaría que las abejas no produzcan miel, abandonen la colmena o incluso mueran.

En voz baja y tono amable, el hombre le dijo que su nuevo amo es ahora el rey Carlos III.

«Es tradicional que cuando alguien muere vayas a las colmenas y digas una pequeña oración y pongas una cinta negra en la colmena». «Cubro las colmenas con una cinta negra con un lazo»

«La persona que ha muerto es el amo o la dueña de las colmenas. Así que llamas a cada colmena y dices: «La señora está muerta, pero no te vayas. Tu amo será un buen amo para ti».

El Sr. Chapple cuida a más de un millón de abejas, aunque a fines del verano su número disminuyó. «En Clarence House hay dos colmenas y en el Palacio de Buckingham hay cinco. En esta época del año cada colmena contiene 20.000 cada una, tal vez un poco más, pero no soy muy bueno para contarlas. Son más de un millón en verano».

Y agregó: «Estoy jubilado. Tengo 79 años. Es mi hobby, la apicultura y ahora cuido algunas colmenas para gente importante».

El pedido de su esposa

«He estado cuidando abejas durante más de 30 años. Comenzó por el amor de mi esposa por la miel.

Así que le compré un libro llamado Cría de abejas en el jardín trasero. Ella leyó el libro y dijo: “Bueno, ahora te toca a ti”. Así que obtuve el trabajo de criar abejas en mi casa y se ha desarrollado a partir de eso.

«Ha sido un maravilloso pasatiempo y un interés y me ha llevado por todo el mundo. He conocido a personas maravillosas y he visto hermosos paisajes que solo los apicultores pueden ver».

Ha sido un privilegio maravilloso hacer cosas como esta para la Reina y, con suerte, ahora para el Rey.

Preocupado por mantener su empleo, insistió: «Espero que todavía quieran mantener las abejas en sus instalaciones. Nunca sabes. Podrían decir, llévatelos, pero no creo que eso suceda, aunque en realidad nunca se sabe».

Ahora todo depende del nuevo inquilino del Palacio de Buckingham.

¿Te gustó el artículo? Tenemos mucho más para ti. Únete a Curadas haciendo clic en este enlace

Tomado de CLARÍN

2 Comments

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Recientes de Blog