Si tu mente es joven tu cuerpo vivirá mucho más
Si tu mente es joven tu cuerpo vivirá mucho más

La mente, tu gran aliada en la lucha por permanecer joven

3 minutos de lectura

Envejecer es un estado mental, ¿Por qué no pensar que eres joven?

El mal humor favorece las enfermedades del corazón. Los optimistas viven nueve años más de media que los pesimistas.

¿Qué ocurre? ¿Eres capaz de pensar que eres joven? ¿Tu actitud mental tiene un efecto directo sobre la velocidad a la que envejeces? Apuesto a que sí. Hace poco que la profesión médica ha aceptado que la mente y el cuerpo están inextricablemente ligados, y tanto es así que ya existe una nueva rama de la ciencia dedicada a estudiar cómo funcionan las dos juntas. Se llama psiconeuroinmunología y todavía está en sus comienzos, pero de momento lo que si puede asegurarnos es que los niveles de estrés afectan al sistema inmunológico.

Uno de los pioneros en este campo es el ganador del premio Nobel, el Dr. Candace Pert, que ha trabajado para probar que cada célula del cuerpo se comunica con todas las demás células para permitir que el cuerpo trabaje como una sola unidad. De manera que según él, los cambios en la actitud celular del cerebro provocados por las emociones tienen un impacto directo sobre todas las células del cuerpo.

Una Buena Idea…

Realiza actos de generosidad al azar un día a la semana.

Algunos estudios han demostrado que se beneficia más quien los hace que el destinatario. Déjale tu asiento en el autobús o en el tren a alguien que parezca necesitarlo más que tú, ábrele la puerta a alguien, deja pasar a un conductor en un cruce con mucho tráfico, visita un pueblo vecino, desconocido para tí, y sonríe a todo aquél con el que te cruces…

Los procesos que operan en el vínculo entre el cuerpo y la mente son increíblemente complejos. Los neurotransmisores del cerebro se pueden ver afectados por las emociones, y como consecuencia desencadenan reacciones físicas en otras partes del cuerpo, incluidos los sistemas que combaten las enfermedades. Y las enfermedades, por supuesto, afectan a las emociones y al comportamiento. Hoy en día está aceptado que la actitud hacia la enfermedad puede tener un efecto directo sobre su evolución. Un estudio sugiere que las mujeres con cáncer de mama que tienen un «espíritu de lucha» tienen una tasa de supervivencia superior que las que adoptan una aproximación más fatalista. Otro estudio ha demostrado que las enfermedades del corazón se agravan más rápidamente en los hombres que se sienten indefensos que en los que rechazan tal actitud.

¿Qué más consigue una mente saludable y juvenil? Es importante deshacerse de la culpa. La investigación ha demostrado que la gente con niveles bajos de culpa es menos proclive a ir al médico o sufrir de resfriados o de gripe. Se ha descubierto que sentir culpa sobre cosas como disfrutar del sexo o comer chocolate reduce los niveles de inmunoglobulina A, asociada con un sistema inmunológico fuerte.

La Frase:

«El hombre es el producto de sus pensamientos; se convierte en lo que piensa».

Mahatma Gandhy

Tener una imagen mental juvenil de uno mismo es vital si deseas retrasar el envejecimiento. Tu mente es como un misil termonuclear. Se mueve hacia las metas que creas, sea éstas positivas o negativas. Así que si siempre te ves a ti mismo envejeciendo, engordando y estando bajo de forma, eso es lo que conseguirás. Piensa en ti mismo como en una persona juvenil y llena de energía y empezarás a actuar así. Repítete: «Quiero ser alguien que parezca diez años más joven y que tenga una cantidad enorme de energía y de ganas de vivir». Después pregúntate a ti mismo qué tipo de acciones emprendería una persona así. «¿Qué comería, cómo manejaría el estrés, de qué manera empezaría el día?.

Otra Idea Más…

Reírte a diario puede reforzar tu sistema inmunológico. Lee en Curadas un artículo sobre los beneficios de la risa en el organismo, haciendo clic AQUÍ

Si estás leyendo esto entonces es que estás abierto a nuevas ideas y entusiasmado ante la posibilidad de aprender cosas nuevas. Eso ya garantiza que siempre permanecerás biológicamente más joven que tu edad cronológica. Aprender mantiene tu mente activa y joven. No tienes que estudiar una carrera (si no quieres). Una vida dedicada al aprendizaje implica mantener una curiosidad activa con respecto a la vida. Apúntate a una clase de algo que siempre hayas querido aprender. Prueba unas vacaciones fuera de las rutas convencionales. Reserva días para visitar galerías de arte y museos. Si tienes una larga lista de cosas de las que disfrutabas antes y que ya no haces, como hacer deporte, dibujar, ir al teatro, podría ser un síntoma de que tu mente está envejeciendo.

La Frase:

«Cuando una puerta de felicidad se cierra, otra se abre, pero a veces miramos durante tanto tiempo la puerta cerrada que no vemos la que ha estado abierta esperándonos».

Hellen Keller

 

 

 

Tomado de: Sally Brown. Vive más y Mejor. Técnicas anti-ageing para conservar la salud y la juventud, de la colección 52 Ideas Brillantes de la Editorial Nowtilus, Madrid 2005.

3 Comments

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Recientes de Blog