Debes cuidarte de las enfermedades del corazón.
Debes cuidarte de las enfermedades del corazón.

Enfermedades del Corazón: Mantén el órgano motor de tu cuerpo a tono

4 minutos de lectura

Debes cuidarte de las enfermedades del corazón.

Mantener joven, fuerte y sano el órgano motor de tu cuerpo es más fácil de lo que piensas.

¿Por qué hay tanta gente que tiene una actitud completamente fatalista hacia las enfermedades del corazón? La verdad es que las enfermedades del corazón suelen tener un porqué.

Mucha gente cree que un ataque al corazón es algo que ocurre porque sí, pero las enfermedades del corazón se desarrollan de manera progresiva a lo largo de los años y es más probable que produzcan síntomas debilitantes que una muerte repentina. Pero sí que matan al final: Es la primera causa de muerte tanto en hombres como en mujeres tanto en los Estados Unidos como en Gran Bretaña, por ejemplo. Pero lo verdaderamente sorprendente es que en la mayoría de los casos se pueden prevenir gracias a unos sencillos cambios en el estilo de vida.

La enfermedad coronaria del corazón (ECC), si usamos el término médico, ocurre cuando las arterias que tienen como destino el corazón se obstruyen a causa de una sustancia de consistencia espesa llamada ateroma. Esto significa que al corazón le llega menos oxígeno, lo que causa un dolor en el pecho que se conoce con el nombre de angina. Si se forma un coágulo de sangre en una de las arterias obstruidas, puede interrumpir el suministro de sangre por completo, provocando un ataque al corazón.

De manera que, ¿Qué causa este proceso de obstrucción? y ¿Cómo se puede impedir? Como sin duda alguna sabrás, el colesterol es crucial. También necesitas controlar tu tensión arterial. Tener la tensión arterial alta, o hipertensión, durante mucho tiempo, puede hacer que el corazón se agrande de manera anormal y se vuelva menos eficiente.

Una Buena Idea…

Tu médico (y hoy en día muchas farmacias) pueden determinar tu nivel de colesterol y tu tensión arterial de forma inmediata. El colesterol en sangre, triglicéridos, HDL y LDL se miden en unidades llamadas milimoles por litro de sangre, cuya forma abreviada suele ser «mmol/litro» o «mmol/l». Tu objetivo es tener un nivel de colesterol total por debajo de cinco milimoles por litro (en mg/dl sería de 200) y de LDL inferior a tres (en mg/dl sesenta). La tensión arterial se mide en milímetros de mercurio (abreviado aparece como «mmHg»). Una lectura de la tensión arterial consiste en dos números; la tensión arterial en los adultos debería ser de 140/85. Si eres diabético, deberías estar por debajo de 130/80.

Pero la primera cosa que necesitas hacer, si no lo has hecho todavía, es dejar de fumar. Los hombres que fuman más de veinte cigarrillos al día multiplican el riesgo de morir de un ataque al corazón por tres. Las mujeres que toman anticonceptivos y que fuman tienen diez veces más posibilidades de morir de un ataque al corazón. La razón es que muchas de las cuatro mil sustancias químicas que hay en el humo del tabaco aceleran el proceso de obstrucción.

El ejercicio también es esencial. Reduce el colesterol y la tensión arterial, y hace que sea más difícil que la sangre se coagule. Con sólo veinte minutos caminando deprisa tres veces a la semana, puedes reducir el riesgo de ECC en un cincuenta por ciento. Otra razón para olvidarse del coche, ¿no? Perder peso va de la mano con el ejercicio. Un índice de masa corporal de veinticinco o más triplica el riesgo de padecer una enfermedad del corazón.

Otra Idea Más…

Mantener las encías sanas es otra manera de librarse de las enfermedades del corazón.

Reducir el consumo de grasas saturadas, tomar más aceite de pescado, aceite de oliva y mucha fruta y verduras no sólo te ayudará a perder peso, sino que también reducirá los niveles de colesterol y evitará el daño de los radicales libres que pueden afectar a las arterias. El índice de enfermedades del corazón es mucho más bajo en Japón y en los países mediterráneos, lo cual se atribuye a dietas ricas en fruta y verdura. Se piensa que la ingesta regular de vitamina E (que se encuentra en abundancia en los vegetales de hoja verde) pueden reducir el riesgo de padecer una enfermedad del corazón en un cuarenta por ciento en el caso de los hombres y en un cincuenta por ciento en el caso de las mujeres. Reducir el consumo de sal también es importante pues se piensa que una dieta rica en sodio (sal) es la primera causa de tensión arterial alta, uno de los factores que más contribuyen a las enfermedades del corazón.

Pero el factor de riesgo más reciente de la enfermedad del corazón que ha sido identificado es un aminoácido que se llama Homocisteína en la sangre. La Homocisteína es el opuesto de tu amigo el antioxidante, es un «prooxidante» que puede dañar las paredes de los vasos sanguíneos. Los niveles de aminoácidos aumentan si hay una disminución de vitamina B en la dieta (y estas son las vitaminas de las que con más frecuencia tenemos deficiencia, ya que disminuyen a causa del estrés y del alcohol). Tomar un complejo de vitamina B puede reducir el nivel de Homocisteína y probablemente descubrirás que también aumenta tus niveles de energía.

Y las buenas noticias. Se cree que un consumo moderado (una o dos unidades al día) de vino tinto protege al corazón (contiene antioxidantes fenólicos que relajan las arterias). Sólo asegúrate de no tomar más de veintiuna unidades a la semana si eres hombre y catorce si eres mujer.

¡A tu salud!

La Frase:

«Cuando el corazón está cómodo, el cuerpo está sano».

Proverbio chino.

 

Tomado de: «Haz de tripas corazón» por: Sally Brown. En: Vive más y Mejor. Técnicas anti-ageing para conservar la salud y la juventud, de la colección 52 Ideas Brillantes de la Editorial Nowtilus, Madrid 2005.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Recientes de Blog