Las construcciones ilegales en el condominio

Las construcciones ilegales en el condominio

Las construcciones ilegales en el condominio​

Escucha el audio para aprender más.

SALUDOS A TODOS:

Saludos a todos apreciados escuchas, les saluda su abogado condominial Rafael Ángel Viso Ingenuo, Presidente de Asesoría Pro Condominios, C.A. para abrir una vez más la ventana informativa de Curadas.com para todos los condominios de Venezuela, hoy para presentarles nuestro PROCONDOTIPS donde trataremos el tema: Las construcciones ilegales en el condominio compartiendo así nuestras experiencias profesionales, útiles para educar a las comunidades inmobiliarias.

El problema:

Se centra básicamente en las construcciones que hacen los propietarios en áreas comunes que no le están asignadas en uso exclusivo a su propiedad; o en aquellas que si estándolo, trasgreden el uso establecido en el documento de condominio y en el documento de propiedad particular; o también en las áreas de los apartamentos o locales, pero violando el destino del inmueble particular concebido en el documento de condominio. Se observan conductas trasgresoras de los propietarios que apelan a cualquier justificación o interpretación de las normas del documento de condominio, su reglamento o simplemente, a los permisos verbales que le dio el constructor de la obra, con el afán de vender Lo que debe hacer el administrador o la Junta de condominio:

En anteriores Procondotips hemos tratado algunas aristas sobre este tema, pero hoy vamos a poner el foco de atención en los deberes que tienen estos dos entes mandatarios con relación al tratamiento de este tipo de situaciones, que de no ser atajadas a tiempo, generan muchos problemas y contratiempos en el condominio.

El administrador debe ponerse en contacto con el copropietario infractor enviándole una comunicación con acuse de recibo para instarlo a deponer su conducta y tratar de hacer que detenga la obra que está fuera de norma; en esta labor, debe secundarlo la Junta de condominio, ente que debería convocarlo a una reunión privada en presencia del administrador, para lograr el mismo fin. Sabemos que no es fácil hacer entrar en razón a una persona que tomó la decisión de violar la norma invirtiendo dinero y tiempo en materiales y pagando mano de obra para realizar construcciones ilegales; pero es deber de la estos dos entes proceder primero a desmotivarlo, advirtiéndole de las  consecuencias, destacando un argumento muy importante: que no se trata de un problema de carácter personal con él, ni del administrador, ni de ninguno de los miembros de la Junta de Condominio, sino que se trata del ejercicio de una obligación legal que tienen de cumplir y hacer cumplir el documento de condominio, su reglamento y la Ley de Propiedad horizontal.

Las acciones legales:

Si falla la estrategia de desmotivación anteriormente señalada, no le quedará otro recurso a la Junta de Condominio que reunirse a los fines de dar cumplimiento al artículo 20, literal “e” de la Ley de Propiedad Horizontal, para dejar constancia en su Libro de Actas de la autorización que le dan al administrador (si lo hubiere) para que este a su vez le otorgue el poder al abogado que deberá realizar la correspondiente denuncia ante la oficina del Ingeniero Municipal de la jurisdicción donde se ubique el edificio, para que este despacho público cite al propietario infractor, realice la inspección y le ordene la paralización de la obra mientras se sustancia el expediente de carácter administrativo en la Alcaldía.

Hemos conocido casos exitosos donde la Ingeniería Municipal logra la demolición de las obras ilegales hasta con presencia de la fuerza pública y demás le establece la multa al propietario infractor.

También puede decidir el administrador recurrir directamente a la vía judicial e interponer ante un Juzgado de Municipio de la jurisdicción donde está el edificio donde se construye la obra ilegal, el interdicto prohibitivo, dentro del lapso de un año luego de su terminación; siguiendo el procedimiento indicado en el artículo 712 del Código de Procedimiento Civil Venezolano, que reza así: “Es competente para conocer de los interdictos prohibitivos el Juez de Distrito o Departamento del lugar donde esté situada la cosa cuya protección posesoria se solicita, a menos que hubiese en la localidad un Tribunal de Primera Instancia en lo Civil, en cuyo caso corresponderá a éste el
conocimiento del asunto”; agrega el artículo 713 del mismo Código que: “En los casos del artículo 785 del Código Civil, el querellante hará la denuncia ante el Juez competente, expresando el perjuicio que teme, la descripción de las circunstancias de hecho atinentes al caso, y producirá junto a su querella el título que invoca para solicitar la protección posesoría. El Juez, en el menor tiempo posible, examinará cuidadosamente si se han llenado dichos extremos, se trasladará al lugar indicado en la querella, y asistido por un profesional experto, resolverá sin audiencia de la otra parte, sobre la prohibición de continuar la obra nueva, o permitirla”. Les pedimos a nuestros seguidores que hagan la tarea de leer todo el procedimiento señalado en este interdicto prohibitivo de obra nueva y la norma contenida en el artículo 785 del Código Civil.

Conclusión:

La ley nos otorga la vía a seguir para paralizar las construcciones ilegales que se realicen en el condominio o en cualquier otro ámbito. Quedará de manos del administrador y de la junta de condominio, actuar conforme a derecho.

Les recordamos a todos ustedes que este y otros muy importantes temas sobre la administración y gerencia de condominios son tratados en nuestros talleres de gerencia de condominios; y el XXXVII Taller lo dictaremos el 16 de noviembre Valencia, en la sede del CUAM de Naguanagua; y el XXXVIII Taller, lo dictaremos el 22 de noviembre en Barquisimeto, en la sede del Diario El Impulso; estaremos en dichas locaciones en el horario de 8:45 a.m. a 5 p.m. Trataremos los temas de la indexación de los gastos comunes; cobros en dólares; lo que no debe hacer la Junta de Condominio en su gestión; los indicadores de gestión de la Junta y del Administrador; las estrategias de cobranza
extrajudicial y judicial; el voto electrónico y otros más. Los interesados en asistir deben comunicarse con la Abogada Belkis Rojas de Viso por el teléfono: 04142451580 y por el correo: vprocondominios@gmail.com. Cupos limitados y no dejen la inscripción para última hora. ¡Los esperamos!

 

Si quieres tener mayor información sobre este y otros temas tratados en este espacio, te recomendamos seguir nuestra página web: www.procondominios.com.ve; también nuestras redes sociales: @procondominios en las plataformas  de Twitter e Instagram; y en nuestro Canal Youtube: Procondominios. Igualmente, escríbenos por: vprocondominios@gmail.com y si deseas anunciar tu producto o servicio en PROCONDOTIPS diariamente, contáctame, estoy a tus órdenes para ayudarte a hacer crecer tu marca comercial y aumentar tus ventas.

Por hoy, nos despedimos; no sin antes recordándoles que PROCONDOMINIOS es una empresa socialmente responsable, “educando a las comunidades inmobiliarias de Venezuela por un mejor vivir”. Saludos a todos.

Asesoría gratuita para Juntas de Condominio

Procondotips – Asesoría en Condominios

Temas legales, administrativos y gerenciales, para aprender respecto a Juntas de Condominio y otras comunidades inmobiliarias en Venezuela. Ideal para juntas de condominio, administradores y copropietarios. En exclusiva para Curadas, el abogado Rafael Viso, director de asesorías Procondominios, conduce este espacio.

Rafael Ángel Viso Ingenuo

inpreabogado: 40.236

Teléfono oficina: 0212-9772514
Website: procondominios.com.ve
Correo electrónico: vprocondominios@gmail.com
Twitter e Instagram: @procondominios
YouTube: Procondominios

La ignorancia de la ley y su costo económico para el condominio

La ignorancia de la ley y su costo económico para el condominio

La lucha contra la ignorancia de la ley es un factor de primer orden en la sociedad. Los condominios no escapan a ello. Cuando las juntas de condominios o los administradores no cumplen con la ley y sus obligaciones, causan conflictos cuya resolución luego exige cuantiosos recursos económicos, lo que se traduce en un daño patrimonial que pudo ser evitado

Compartir en:
Compartir en:

Deja un comentario

avatar
  Suscribirme  
Notificarme de