Categorías
Audios El Gocho

Audio del Gocho sábado 25 de julio 2020 – 8:30 PM

Curadas comparte el audio del Gocho correspondiente al sábado 25 de julio de 2020. Un resumen político de la situación de Venezuela y el mundo.

Compartir en:

Curadas comparte el audio de El Gocho del WhatsApp en el que este personaje comenta a un amigo o familiar temas variados como el santo del día, y opina respecto a la economía, la política y otros hechos noticiosos de Venezuela y el mundo. Escúchalo con atención y compártelo.

Conéctate con nosotros

Síguenos en las redes sociales, únete a nuestros grupos de WhatsApp y Telegram y recibe nuestro boletín diario en tu correo electrónico.

Dale play al audio del Gocho

Si prefieres descargar el audio del Gocho del WhatsApp en mp3, haz clic en los tres puntos verticales de la derecha del audio, al lado de la corneta, y luego haz clic en «download» o descargar.

Asesoría para juntas de condominio y vecinos

Haz clic aquí para información gratuita respecto a los problemas más frecuentes de las juntas de condominio y juntas de vecinos.

Síguenos en las Redes Sociales

Recibe la selección de noticias de CURADAS en tu correo electrónico.

Únete a uno de nuestros grupos de WhatsApp para recibir noticias: dólar promedio, audio de El Gocho, noticias.

Únete a nuestro grupo de Telegram para recibir noticias: dólar promedio, audio de El Gocho, noticias.

¿No conoces algunas palabras que dice El Gocho? ¿Quiéres saber qué significan? Consulta el Glosario de El Gocho del WhatsApp.


Transcripción

¡Qué hubo, hermano! Cómo está la cosa, Buenas noches.

Hoy es 25 de julio del 2020, son las 8:30 de la noche, y usted por allá en Mérida, pasando arrecheras, sin luz y sin internet. ¡Ja! ¡Qué belleza! Bueno, aquí no queda sino rezar, porque usted y la patroncita se mejoren, hermano. Porque aquí lo único que hay que tener es salud, pa aguantar la pela, porque no hay juego claro.

Pero hoy 25 de julio, es el día del Apóstol Santiago, el Mayor, que es una figura histórica del Nuevo Testamento, hermano de San Juan, el Bautista, y es el patrono de España. Es un apóstol que peregrina a España a evangelizar, se le aparece la Virgen María en Zaragoza, y allí funda y construye el templo a Nuestra Señora del Pilar, que hoy en día es una hermosa basílica. Luego regresa a Jerusalén, en Israel, en el siglo I, a morir decapitado por instrucciones del rey Herodes Agripa, y luego sus seguidores se traen sus reliquias de regreso a España, donde se construye el templo en su honor, en lo que es hoy conocido como Santiago de Compostela.

Pero esta semana, el 21 de julio, el partido Vente, de la señora María Corina Machado, firmó un acuerdo de entendimiento y colaboración en diferentes materias, con el partido del Likud, que es el partido del primer ministro Benjamín Netanyahu y, es por cierto, el líder del Gobierno de Israel, que desde el año pasado le dió el reconocimiento al gobierno del presidente interino Don Juan Gerardo Guaidó Márquez. Pero, los únicos que entendieron lo que significa una alianza con el Estado de Israel, parece que fue la señora Machado, y entonces, bueno, vamos a ver cómo avanza en tanto a la formación de cuadros políticos, e intercambio en relaciones de geoestrategia social, política, económica, y cuántas otras cosas no se puede aprender de esa gente, que le toca hacer política rodeados de enemigos.

Y ayer viernes 24, luego de las 4:00 de la tarde, los oficiales del Departamento de Estado rompieron los candados y entraron a la sede del Consulado del Partido Comunista Chino en Houston, luego de que estos se fueran de descarados en el proceso de espionaje a las universidades de Texas A&M y el Anderson Council Center de Houston, y además que se han dado cuenta que estos bichitos estaban financiando a gente malosa que trata de hacer daño. Entonces la administración Trump, con un par de bolas, agarró, les cerró el consulado, les dio 72 horas para que sacaran sus vergas, le puso el cascabel al gato, y les dijo a los chinos “Aquí no me van a venir a joder la vida. Así ustedes tengan a los medios jugando para ustedes, a mí no me van a embochinchar mi país, y se me van pal coño”. Y ayer llegaron los oficiales, con policías, con los respectivos cerrajeros, le abrieron esa mierda, y ¡Chaolin!.

Y mientras, aquí en Venezuela, seguimos con el problema de la inflación, la devaluación galopante, y sobre todo, la forma tan infame en que se contrata el empleo y el trabajo en Venezuela.

Fíjese esta vaina. Hoy en día, todo en Venezuela está dolarizado. Todos los productos que traen de Estados Unidos, de Colombia o de Europa, o los traen por allá de Turquía, pero toda esa vaina se paga en dólares, e inclusive, estos productos son más caros que en Nueva York, que es suficientemente caro. O son más caros que en París. Pero, mientras en los Estados Unidos el salario mínimo se paga a $14 la hora, en adelante, en Venezuela se paga $3 al mes. Y eso sí es una infamia. Cómo se hace aquí para poder vivir, con ese tipo de ingreso. 

Es por eso que en Venezuela, si queremos verdaderamente cambiar y darle una vuelta a esta nación, destruida en los últimos veinte años, la Asamblea Nacional tiene que empezar a legislar con las leyes que promuevan una contratación colectiva para dar las mejores condiciones posibles para que los ciudadanos puedan tener mejores salarios. 

Y el ejemplo de esto es Citgo y Monómeros, que son dos empresas, una colombiana, y una empresa americana, pero que el 100% del capital accionario es del pueblo venezolano. Pero fíjese que en Citgo, que refinan cerca de 800.000 barriles diarios, y en Monómeros, que producen fertilizantes para Colombia -y podrían traer para Venezuela- allá sí tienen que pagar a los empleados a como se paga una corporación petrolera. Eso no es jodedera. 

Entonces, ese debería ser el ejemplo y el punto de partida a tomar en Venezuela para los cambios que se tienen que hacer. Porque el problema no es refinanciar la deuda de Citgo al 7%. El problema es que Citgo es una empresa de capital venezolano, que puede competir en los Estados Unidos, pero tienen que pagar los salarios como es. Esas reglas y condiciones de juego para la contratación colectiva, es lo que se tiene que traer a Venezuela. Porque los empleados petroleros que trabajan en Citgo, tienen sus sindicatos y pelean y les pagan. Y en cambio, aquí, los sindicalistas dejaron el cuento de la golilla, y por creer que estaban cerca del gobierno, deterioraron sus propias condiciones de empleo. 

Ahí están destruidas las empresas de Guayana, y allí están destruidas todas las corporaciones que pertenecían a PDVSA, como son las refinerías, donde los empleados ganan una mierda, los pretenden arreglar con una caja CLAP, y…

Eso es lo que requiere Venezuela. Y no es otra cosa que cambiar las condiciones de empleo. Porque de nada sirve que usted tenga unos empresarios que importan coroticos, Salsa Heinz, mostaza French, y se las clavan más caras que en Miami, cuando sus empleados ganan son $3, que es el salario. 

Esas cosas tienen que ser cambiadas, porque esa es la perversión a la cual llevó el gobierno de este país. Se cogieron el 90% del aparato productivo nacional y por tanto, se cargaron el 90% de la nómina, y al no permitir que hubiese una negociación franca, clara, honesta y justa, entonces se deterioró el valor del salario y se pasó a regalar pura golilla con bonos de acuerdo al carnet de la patria y misiones, y una cantidad de cosas, para tener a la gente abozaleada, pero eso de no poder tener leyes que tengan el juego claro, es una de nuestras mayores tragedias, y es lo que se le exige a la Asamblea Nacional, que tienen que presentar esas leyes para que la gente pueda negociar su capacidad de empleo. Y si la corte de Mikel se la pasa por el forro, eso es otro problema, pero la Asamblea Nacional tiene que legislar en materia de trabajo.

Bueno, viejo. Lo dejo, porque me voy a jartar una morcilla catalana que me traje de la charcu, con un traqui-traqui. Chao, chao.

Más audios del Gocho

Compartir en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *