Se escuchó el inconfundible sonido de un Volkswagen… / Un cuento de Pedrito López

/
4 minutos de lectura

Un tópico que siempre ha salido en innumerables conversaciones entre músicos es que, a pesar de que existen muchísimas anécdotas, jamás se ha hecho una recopilación escrita. Solo han sido compartidas oralmente, con el riesgo de que se vayan olvidando. En Curadas dejaremos un registro para el disfrute de todos.

Hoy te traemos una nueva anécdota de músicos…

A un gran amigo músico a quién solamente identificaré con su nombre de pila –Eduardo- le ocurrió un episodio sumamente gracioso hace años:

Resulta que mi pana Eduardo en una oportunidad se fue con su novia a un motel para compartir una noche de pasión.

Cuando estaban en plena faena se escuchó el inconfundible sonido de un Volkswagen circulando por la callecita del motel, y desde ese carro alguien gritaba “¡Eduardoooo, Eduardooo, Eduardooo!”

…Por supuesto que mi amigo Eduardo se preguntó ¿y quién sabe que estoy aquí y por qué me llama? Evidentemente hubo un “corte de nota total” en el ambiente romántico que tenían…

Pasan unos minutos y el Volkswagen se va. La novia le pregunta a Eduardo “¿Quién y por qué te están buscando? ¿A quién le dijiste que estaríamos aquí? Eduardo le respondió que no tenía idea de qué estaba pasando o quién lo andaba buscando.

Pasó un rato y la novia se calmó, por lo que siguieron con su preámbulo amatorio, cuando de repente otra vez se escuchó pasar el bendito Volkswagen y el mismo tipo gritando “¡Eduardoooo, Eduardooo, Eduardooo!”…Ya la vaina se puso color de hormiga, la novia se engoriló, terminó llorando y peleando con Eduardo y se cortó todo el romanticismo, por lo que decidieron vestirse e irse del motel.

Cuando estaban saliendo Eduardo fue a la recepción a devolver la llave, y entonces preguntó al recepcionista “Pana, ¿tú no escuchaste a un tipo que pasó un par de veces entre las cabañas con un Volkswagen gritando Eduardoooo, Eduardooo, Eduardooo?”

A lo que el recepcionista respondió “¡Claro, era yo mismo, que andaba buscando al vigilante del motel que se llama Eduardo que se me desapareció por varias horas y resulta que el desgraciado ese se había metido a dormir en una de las cabañas!

Curadas Pedrito López

Pedrito López empezó desde muy pequeño en la música y no se ha detenido por más de cuatro décadas. Ha desarrollado una dilatada carrera como pianista, orquestador, productor y director. Sus arreglos musicales han sido interpretados por la orquestas nacionales e internacionales y siendo acompañante de decenas de artistas de gran renombre mundial.

Somos Curadas.com Tu compañía en información

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Recientes de Blog