Daños de la marihuana en el cerebro

Daños de la marihuana en el cerebro y en el sistema nervioso central

7 minutos de lectura

Quien piense que la marihuana no afecta el cerebro tiene mala cabeza

Estudios científicos demuestran que la marihuana (cannabis sativa) afecta las funciones del cerebro y consumirla puede generar consecuencias irreversibles por sus efectos neurotóxicos.

La droga incide en los neurotransmisores del cerebro que son los que controlan todo el sistema nervioso.

De acuerdo con Jennifer T. Scheneider, profesora de Psiquiatría en la Harvard Medical School de Estados Unidos:

«Los cambios cerebrales se relacionan sobre todo con deficiencias cognitivas y con un aumento del riesgo de desarrollar problemas psiquiátricos que se asocian con un uso crónico de la droga.

Cualquier persona que fume cannabis verá alterada la función de sus células cerebrales. Lo que es más variable entre los individuos es la magnitud de esos cambios y su conexión con efectos negativos”

Cualquier persona que fume cannabis verá alterada la función de sus células cerebrales

El componente activo del cannabis, el delta-9 tetrahidrocannabinol o THC, una vez que alcanza el cerebro a través del torrente sanguíneo, se une a receptores CB1 que son proteínas neuronales. La marihuana estimula, entonces, la liberación de dopamina en áreas específicas del cerebro, mientras que el THC hace lo propio con los opioides endógenos.

“El incremento de la dopamina y de la liberación de opioides son los responsables de los efectos gratificantes y de refuerzo del cannabis”, detalla Walter Fratta, profesor de Ciencias Biomédicas de la Universidad de Cagliari, en Italia.

El THC es reconocido por receptores que se encuentran en la pared de las neuronas y distribuidos por todo el cerebro. Podemos encontrarlos en las células del hipocampo, en el hipotálamo, cerebelo, ganglio basal, amígdala, cerebro basal, médula y neocorteza.

Cuando la marihuana se fuma, libera THC a través de los pulmones y después al torrente sanguíneo que lo transporta al cerebro y a otros órganos.

Efectos de la marihuana a corto plazo

  • Euforia
  • Alteración de los sentidos
  • Alteración de la percepción del tiempo

Efectos de la marihuana a mediano y largo plazo y en grandes dosis

  • Alucinaciones
  • Delirios
  • Cambios en el estado de ánimo
  • Limitación de la movilidad corporal
  • Dificultad para resolver problemas
  • Dificultad para pensar
  • Debilitamiento de la memoria
  • Psicosis

En cuanto a los efectos a largo plazo, el funcionamiento del cerebro puede verse perjudicado en el aprendizaje, la manera en que el órgano crea conexiones, la atención simultánea a varias tareas y el prestar atención.

Adicionalmente se crea dependencia psicológica cuando el uso tiene que ver con un deseo intenso por la droga, un deseo que la mayoría de las veces es emocional.

Entre las investigaciones sobre los daños que produce el uso persistente de la marihuana en el cerebro se encuentra un estudio procedente de Nueva Zelanda. Este estudio demostró cómo se alteran de manera irreversible sus funciones, sobre todo cuando se trata de adolescentes.

Los científicos siguieron durante un período de veinte años a un grupo de mil jóvenes, encontrando que los que habían comenzado a usarla antes de cumplir 18 años – con el cerebro en pleno desarrollo – sufrían de una reducción importante del coeficiente intelectual.

Otra averiguación, esta vez un equipo dirigido por la profesora Madeline Meier de la Universidad de Duke, en Carolina del Norte, Estados Unidos, analizó el impacto del consumo de la droga en funciones neuropsicológicas.

El estudio se hizo a 1.037 personas nacidas entre 1972 y 1973, a quienes siguieron concienzudamente hasta que cumplieron 38 años.

Los investigadores detectaron que aquellos que habían usado de manera persistente la marihuana mostraban un amplio deterioro en el funcionamiento cognitivo, la atención y la memoria.

Específicamente, los individuos analizados que consumieron la droga al menos cuatro veces por semana durante su adolescencia, sus veinte años, y en algunos casos sus treinta, evidenciaron la reducción del coeficiente intelectual.

La conclusión: mientras más se fuma mayor es la pérdida del coeficiente intelectual.

Los usuarios de marihuana tienden a ser menos exitosos

«Es una investigación extraordinaria. Es probablemente el grupo de individuos que ha sido más intensamente estudiado en el mundo y, por lo tanto, los datos son muy buenos. Hay muchos informes anecdóticos de que los usuarios de marihuana tienden a ser menos exitosos en sus logros educativos, matrimonios y ocupaciones. Este estudio ofrece una explicación de por qué puede ocurrir», ha dicho al respecto Robin Murray, profesor de Psiquiatría del King’s College de Londres, en el Reino Unido.

Asimismo, un reporte de la Oficina de Control de Drogas de la Casa Blanca (EE.UU.), advierte que los adolescentes tienen hasta un 40 % más de riesgo de sufrir depresión, ansiedad, psicosis (alucinaciones) o algún tipo de enfermedad mental, especialmente entre las mujeres.

También se podría padecer de esquizofrenia, aunque no se ha demostrado significativamente con estadísticas.

Estas investigaciones desmienten a quienes aseguran que la marihuana:

  • Es inofensiva
  • No genera adicción
  • Es menos tóxica que el tabaco

Aunque el consumo moderado de esta hierba puede ser beneficioso en determinadas circunstancias, no es prudente ni verdadero afirmar que no hace daño.

La ciencia médica refuta a todas luces estos controversiales supuestos pues nada más alejado de la realidad.

Curaduría Pedro Beomon. / Tomado de Muy Interesante, Opción Médica, Narconon Latinoamérica, Neuro Class.

También puede interesarte: Argentina legalizó el autocultivo de marihuana para uso medicinal.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Recientes de Blog