Activistas protestan por discriminación a homosexuales en pizzería de Caracas

2 minutos de lectura

Caracas, 25 sep (EFE).- Activistas, defensores de Derechos Humanos y miembros de la comunidad LGTBI protestaron este sábado contra la discriminación vivida por dos jóvenes la noche del viernes en una pizzería-karaoke de Caracas, de donde fueron expulsados por bailar agarrados, mientras otras decenas de parejas también lo hacían sin ser recriminadas, según constató Efe.

La tarde de este sábado, se concentraron en una céntrica plaza de la capital para, luego, dirigirse al local donde sucedieron los hechos, donde entraron, se abrazaron y bailaron, en señal de protesta, sin que, esta vez, los gerentes del local -sancionado hoy mismo por la Alcaldía caraqueña del municipio de Chacao por «discriminación»- se opusieran.

La amonestación se basó en la ordenanza aprobada por el Concejo Municipal de Chacao, el 9 de agosto de 2016, cuyo objetivo es promover la igualdad y «prevenir, sancionar y eliminar todas las formas de discriminación en cualquiera de sus manifestaciones».

Además, durante toda la jornada, usuarios de redes han criticado los hechos, llegando a posicionar la etiqueta #VeraPizza como cuarta tendencia de Twitter en Venezuela.

Ante la repercusión que tuvo el suceso, la empresa publicó en redes un comunicado en el que pidió disculpas y trató de justificar que pretenden mantener en el local «un ambiente grato y familiar» y que «siempre han sido una empresa inclusiva» con clientes y trabajadores, una afirmación que no se corresponde con los sucedido.

Horas más tarde, al conocer que la comunidad LGTBI había convocado a una protesta, un encargado del establecimiento solicitó reunirse con miembros del grupo para «dialogar», pero en la conversación, se limitó a repetir el contenido del comunicado.

Y fue en el momento en que se desarrollaba ese diálogo, cuando los activistas llegaron al local de manera pacífica, y entraron para finalizar su reclamo con los bailes y abrazos que el día anterior se les habían prohibido.

Durante la protesta, Danny Toro, uno de los jóvenes expulsados anoche, se dirigió a los trabajadores y al encargado del local para manifestar el rechazo a «un hecho de discriminación contra la comunidad LGTB» que «no le hace bien al país».

«Porque no nos podemos quedar callados, porque eventos como el que pasó ayer no pueden quedarse como algo más que pasó, es por lo que nosotros decidimos venir acá en tono de protesta, de reivindicación, para buscar que actos como los de ayer no vuelvan a pasar», dijo Toro dentro del establecimiento.

El gerente respondió que en el local siempre han recibido «personas de todo tipo» y las han respetado, pese a que, la noche del viernes, Efe pudo constatar que no fue así.

«VeraPizza siempre va a estar abierto para todos», dijo, mientras se disculpó públicamente con los asistentes a la convocatoria hecha por organizaciones defensoras de Derechos Humanos como Caleidoscopio Humano, País Narrado, Movimiento Somos y Unión Afirmativa.

Por su parte, la defensora de DDHH Susana Rafalli acompañó la protesta en solidaridad con los agraviados y aseguró estar presente como parte de un movimiento social «porque lo que se hace en denuncia de una discriminación se hace en denuncia de todas».

«Venezuela es un país extremadamente dividido, extremadamente herido por la exclusión y no podemos sumar a eso», dijo Rafalli, quien celebró que se construyera un espacio para «reparar esto y para volver a comenzar como se acordó». EFE

Curadas | Vía Agencia EFE

Somos Curadas.com Tu compañía en información

5 Comments

  1. O sea que ya el sitio dejó de ser familiar porque no permitieron que un.par de gays bailasen dándose lata. ¿Qué le pasa a la gente? ¿Acaso los niños son menos importantes que los gays? De seguir así los heterosexuales tendremos que escondernos. Señores no se dan cuenta hacia dónde vamos?

  2. Los homosexuales en su intimidad que hagan lo que les plazca, pero deberían ser respetuosos con los demás y sus familias, si quieren bailar y darse latazos hay sitios pare ello y no es justamente una pizzeria cuyo ambiente es familiar, unos niños no tienen que estár presenciando un espectáculo antinatural y deprimente, si los gays quieren respeto, que empiecen por respetar a la familia.

  3. Digan lo que digan, no es normal ni natural una pareja de homosexuales dando espectáculo en un ambiente donde hay niños, aunque quieran justificarlo, eso no es discriminación, es simplemente comportarse de acuerdo al contexto

  4. Yo cuando veo a una marca con una camiseta del Che puesta me da pena por el, son tan prndejos y desletrados que no TIENEN NPi de quien era ese sujeto, a eso me remito

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Recientes de Blog