Pesadillas

¿Por qué tenemos pesadillas? Ahondemos en el curioso tema

//
3 minutos de lectura

No hay nada que cause mayor desasosiego que una pesadilla. Todos somos propensos a experimentarlas, desde la infancia a la adultez. Tienen explicación racional pero muchos las explican basados en creencias culturales.

¿Por qué tenemos pesadillas?

Todos hemos sufrido pesadillas.

En ocasiones se confunden con un mal sueño o con terrores nocturnos.

Podemos experimentar un mal sueño cuando imaginamos algo que no nos gusta, pero no es igual de intenso que una pesadilla.

Tampoco logra despertar a la persona.

Por su parte, los terrores nocturnos son menos comunes y ocurren en las primeras horas del sueño.

Las personas que los sufren están agitadas, puede, incluso, gritar y correr pero tampoco se despiertan. Y cuando despiertan no recuerdan lo que soñaron.

¿Por qué tenemos pesadillas? Ocurren en la fase REM

Las pesadillas se verifican durante la etapa de movimiento ocular rápido o fase REM.

Son sueños que causan temor, son confusos, algunos tristes, vívidos y tan intensos que logran despertar al durmiente.

El individuo que tiene pesadillas es perfectamente capaz de evocar lo que soñaba.

La causa de las pesadillas es intrigante.

El folklore germánico las atribuía a «Mare», un espíritu malicioso que se sentaba sobre el pecho de las personas dormidas y les causaba la pesadilla.

Otras culturas hablan de cuestiones mágicas y de posesiones.

La tribu norteamericana lakota pensaba que las pesadillas ayudaban a tomar decisiones.

Según la mitología eslava la causante de las pesadillas era Noctnitsa y la forma de protegerse de ella era con una piedra horadada.

La tribu Ojibwa, asentadas en el sur de Canadá y el norte del medio oeste de Estados Unidos, era del criterio de que las telarañas de una mujer araña resguardaban a los niños de las pesadillas.

Por eso se crearon los atrapasueños, que permitían pasar los sueños buenos mientras que los malos se quedaban atrapados en la malla para desaparecer con el nuevo día.

¿Por qué tenemos pesadillas?

¿Por qué tenemos pesadillas? Causas y consecuencias

La verdadera causa de las pesadillas es diversa.

Comer muy tarde aumenta el metabolismo y envía señales al cerebro para que permanezca más activo.

Dormir en una postura incómoda, tener fiebre, algunos medicamentos, la privación del sueños, desórdenes del sueño como la apnea y el síndrome de las piernas inquietas.

Algunos trastornos también pueden ser la causa, entre los cuales se encuentran la depresión, la paranoia, esquizofrenia, bipolaridad, neuroticismo, ansiedad.

Cualquier acontecimiento estresante como la muerte de un ser querido puede provocar, asimismo, pesadillas.

Con la pandemia del covid-19 muchas personas comenzaron a padecer de sueños espeluznantes y otros problemas para dormir.

Lo normal en adultos es tener una pesadilla al mes y en niños de una a dos veces por semana.

Si son más se habla de trastorno de pesadilla.

Las pesadillas constantes tienen efectos secundarios graves debido a la privación del sueño.

Suelen aparecer problemas del corazón, depresión y obesidad.

También se asocia la frecuencia de pesadillas con una tendencia al suicidio.

¿Por qué tenemos pesadillas?

¿Por qué tenemos pesadillas? ¿Para qué sirven?

Se ignora para qué sirve tener pesadillas. Los científicos estiman que poseen varios propósitos.

Quizás ayuden a no cometer los mismos errores. Por ejemplo, después de un accidente automovilístico a través de una pesadilla el cerebro advierte que se debe manejar con cuidado.

Algunos creen que las pesadillas avisan de posibles peligros.

Tomemos como verbigracia caminar por un lugar riesgoso mientras se anda distraído con el teléfono celular. Algunos días después se podría soñar con una situación similar, lo que significa que el cerebro recomienda prudencia.

Podrían ser una forma de imaginarnos en situaciones amenazantes y prepararnos a reaccionar en caso de que llegaran a suceder.

Las pesadillas cambian conforme se crece y se observan diferencias según el sexo.

De adulto es común que el durmiente sueñe con que es perseguido, con la muerte propia o la de alguien cercano, encontrarse atrapado o sufrir una agresión física.

Los niños, por su parte, tienen pesadillas de enfrentamientos con monstruos, animales o zombis.

¿Por qué tenemos pesadillas?

La memoria juega un papel

Quizás las pesadillas son el reflejo del almacenamiento de memorias.

Durante la fase REM el hipocampo y la amígdala están muy activas. El hipocampo ordena y guarda las memorias y la amígdala procesas las emociones.

Las memorias se vuelven parte de los sueños y cuando aparece alguna particularmente desagradable se vuelve pesadilla.

Y como la corteza prefrontal se encuentra bastante adormilada, la persona no es capaz de discernir fácilmente la realidad de los sueños.

Un ejercicio para deshacerse de las pesadillas es el siguiente: después de haber tenido una pesadilla, hay que anotarlo detalladamente escribiendo cómo gustaría que terminara.

Hay que pensar, entonces, en ese final durante el día y antes de acostarse. Si el sueño llegara a presentarse ya se sabe lo que va a pasar.

Además, hay que tener una buena higiene del sueño y en caso de sospechar de algún problema acudir al especialista.

Tomado de Mayo Clinic, Medline Plus, CuriosaMente.

También pude interesarte: Conoce de qué se trata la parálisis del sueño y por qué la gente se asusta

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Recientes de Blog