Potomanía

Qué es la potomanía. Cuáles son sus causas

/
3 minutos de lectura

Las personas que presentan potomanía ingieren cantidades exorbitantes de agua. Pareciera tratarse de un asunto que carece de importancia. Pero no: es un hábito que acarrea consecuencias nada agradables.

¿Qué es la potomanía?

Potomanía: sentir mucha sed sin tenerla es un trastorno alimentario no especificado.

Puede que el vocablo resulte al lego hasta gracioso.

Ocurre cuando la persona ingiere agua, principalmente, y otros líquidos de forma desmesurada.

También en el terreno clínico se le llama polidipsia psicogénica.

No debe confundirse con la dipsomanía, que define el consumo excesivo de bebidas alcohólicas.

Potomanía: sentir mucha sed. Su estudio es como agua entre los dedos

Este fenómeno es bastante ignorado por presentar cuadros sintomáticos parecidos a los de otros trastornos del consumo.

Es una adicción que afecta a un segmento importante de la población.

La potomanía puede desencadenar un problema serio de salud.

El exceso de agua en el organismo ocasiona que minerales esenciales como el sodio, el potasio y el magnesio se diluyan más rápido de lo común.

Esto causa calambres, fatigas y lentitud en la ejecución de tareas cognitivas simples. Inclusive, puede desencadenar alteraciones cardíacas.

Potomanía: Sentir mucha sed

Potomanía: sentir mucha sed. Menos inofensiva de lo que parece

Igualmente, los riñones resultan perjudicados: el consumo en demasía de líquido puede ocasionar lo que se denomina intoxicación por agua o hiponatremia.

Es que con la disminución de los niveles de sodio en la sangre es factible que se generen convulsiones.

El desequilibrio psiquiátrico suele ser la causa más frecuente de la potomanía.

De hecho parece estar muy vinculada con desórdenes alimentarios como la anorexia o la vigorexia. En particular se puede asociar con la anorexia nerviosa.

Las personas que sufren el trastorno ingieren agua para obtener saciedad o para aumentar el peso en un momento determinado.

Potomanía: Sentir mucha sed

Potomanía: sentir mucha sed. El hipotálamo tiene la palabra

También se puede relacionar con desórdenes de la personalidad y otras anomalías que tiene que ver con problemas psicológicos como la ortorexia, la esquizofrenia o cuadros delirantes.

En algunos casos tienen que ver con una alteración del funcionamiento del hipotálamo.

Esta parte del cerebro es la responsable de que se mantenga la cantidad de agua necesaria al cuerpo.

Asimismo, el hipotálamo advierte de la falta de líquido emitiendo la señal de la sed.

Otros factores que desencadenan el trastorno son enfermedades renales crónicas, patologías hormonales y la diabetes mellitus.

En este último caso se presentan tres síntomas: la polidipsia, exceso de agua, como ya sabemos; la poliuria o exceso de orina; y la polifagia o hambre voraz.

La potomanía también se puede desencadenar por el consumo de ciertos medicamentos como antiinflamatorios, diuréticos y litio.

Potomanía: Sentir mucha sed

Todo en exceso es malo

Si nos adentramos en las especificidades de la potomanía también debemos indagar sobre la presencia del agua en el cuerpo.

El agua se absorbe por el aparato digestivo y los riñones se encargan de eliminar el exceso como parte de la orina.

La concentración de agua se equilibra cuando se compensan las pérdidas diarias.

Los individuos sanos, con un funcionamiento normal de los riñones y que no tengan sudoración excesiva deben ingerir entre uno y dos litros diarios de líquido,

Así se consigue mantener en equilibrio el volumen sanguíneo y la concentración de sales minerales en la sangre.

Los efectos de la potomanía ciertamente distorsionan el funcionamiento orgánico.

Un trastorno de armas tomar

La potomanía podría incluirse por sus características en las categorías de trastornos del control de los impulsos no clasificados.

Y es que es factible que la ingestión excesiva de agua se perciba como un sustituto de la comida para controlar la ansiedad.

Aunque beben sin sed los que padecen de potomanía buscan obtener una sensación placentera que los lleve a mantener tal comportamiento y a conseguir cierto estado de bienestar.

Los consumidores compulsivos de agua no necesariamente repiten la conducta en base a la salud sino al estatus que les confiere ser una «persona saludable».

Este es un hábito presente en sociedades que se caracterizan por la abundancia.

Algunos dicen que mucho tuvo que ver la proliferación de esta conducta cuando comercialmente se dispuso el agua en botellones de plástico, negocio global en constante crecimientos y grandes ganancias.

Desafortunadamente no existen datos precisos de la incidencia de la potomanía a nivel mundial o siquiera en países desarrollados.

Así que se trata de un tema que requiere de mucho estudio por parte de los especialistas para desentrañar todas sus facetas y hacerlas del conocimiento público.

Tomado de Scielo, Aquae Fundación, Wikipedia.

También puede interesarte: Bulimia o bulimia nerviosa: conoce sobre este trastorno alimentario.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Recientes de Blog