Comida

Alimentos y estado de ánimo: Descubre cómo influyen

/
3 minutos de lectura

Cuando hablamos de como solo pensamos en sus propiedades nutricionales. Pero también debe subrayarse que lo que ingerimos afecta nuestro humor.

Alimentos y estado de ánimo: descubre cómo influyen.

La comida incide en el buen y en el mal humor.

No es un comentario a la ligera: está comprobado científicamente que existe la comida para ser feliz.

Veamos.

Alimentos y estado de ánimo: ¿Barriga llena, corazón contento? Depende…

“Que tu alimento sea tu medicina, y que tu medicina sea tu alimento”.

La frase corresponde a Hipócrates, pilar de la medicina en la Antigua Grecia.

Este aserto de hace milenios parece tener mucha razón.

No obstante, el consumismo y estilo de vida han desarraigado la conciencia sobre nuestra dieta, desconectando el conocimiento sobre lo que consumimos, nuestra salud y estado de ánimo.

Además, es cierto que lo que nos llevamos a la boca se vincula con nuestra agudeza mental, la concentración y la memoria. En fin, con las funciones cerebrales.

Llevando un registro diario de lo que comemos obtendremos la manera de detectar cómo los alimentos influyen en nuestro ánimo.

Alimentos y estado de ánimo

Si somos buenos observadores comprobaremos fácilmente tal relación.

De igual manera, subrayamos la importancia de tener en cuenta que hay medicamentos que tienen un efecto en nuestro cerebro y, por lo tanto, en nuestro humor.

Lo cierto es que las relación entre los alimentos y el estado de ánimo existe debido a los neurotransmisores y otras sustancias que se generan después de comer.

Alimentos y estado de ánimo: Neurotransmisores

A partir de la comida se crean y sintetizan los neurotransmisores.

En nuestro estado de ánimo ejercen un rol importante la serotonina, la dopamina, las endorfinas y la denominada «hormona de la felicidad», la oxitocina, entre otras.

Por ejemplo, la serotonina, además del estado de ánimo, regula el apetito, la digestión y el sueño.

Estudios revelan bajos niveles de serotonina en cuadros de depresión.

En lo que corresponde a la dopamina – que participa en procesos como el aprendizaje, la concentración y la memoria -, se inmiscuye en la motivación, la relajación y la sensación de tranquilidad.

Por su parte, las endorfinas son hormonas que generan bienestar emocional. Ellas reducen el dolor y fortalecen el sistema inmune.

Alimentos y estado de ánimo:

Alimentos y estado de ánimo: Hormona de la felicidad y otras

A su vez, la oxitocina, que interviene en las contracciones musculares, la memoria y el aprendizaje, tiene un papel en diversos sentimientos.

Son ellos la confianza, la generosidad, la compasión y la empatía. Asimismo, se relaciona con la creación de vínculos y con la regulación del medio y el estrés.

Alimentos ricos en triptófano aumentan la serotonina, Son estos los huevos, el pavo, pollo y pescados grasos como el salmón.

Nueces y semillas de girasol, chía, lácteos, plátanos, aguacate y cereales integrales completan la lista.

Toda dieta debe incluir manzana, té verde, chocolate negro y frutos rojos si quiere estimular la dopamina.

En lo que respecta a las endorfinas se incrementan consumiendo productos picantes como los chiles y pimientos, el chocolate negro y el jengibre, No está de más practicar ejercicio con regularidad.

En el caso de la oxitocina u «hormona de la felicidad», como dijimos, se recomienda ingerir chocolate oscuro, hierbabuena, perejil y romero.

Alimentos y estado de ánimo:

¿Y el mal humor?

Si revisamos la lista de los alimentos que, por el contrario, coadyuvan a un mal humor, encontramos que en tal estado de ánimo influyen los endulzantes artificiales, los azúcares refinados y las grasas transgénicas.

El café y todas las bebidas energizantes estimulan la producción de cortisol y adrenalina, sustancias antagonistas de la serotonina.

Los expertos dicen que el cortisol elevado produce ira, resentimiento, tristeza y depresión.

En los dolores de cabeza y retención de líquido inciden los conservadores y aditivos. Ellos causan irritabilidad.

Entretanto, los alimentos muy procesados y altos en grasa trans, los azúcares y el sodio contribuyen a la inflamaciòn celular, estado que se asocia con la depresión.

Otro aspecto a destacar es que la acción de los lipopolisacáridos y las citocinas generados, por ejemplo, por alimentos altos en azúcar, producen deterioro cerebral y depresión.

También agotamiento de neurotransmisores como la serotonina y la dopamina.

Concluyendo, para contribuir a un buen estado de ánimo debes evitar las comidas procesadas. los azúcares simples, las grasas transgénicas, los aceites refinados y el exceso de cafeína y sodio.

Estarás obrando, entonces, por preservar el buen humor y bienestar general.

Tomado de HerBeauty, The New York Times, Caracol Televisión.

También puede interesarte: Conoce el tipo de chocolate capaz de mejorar la salud intestinal.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Recientes de Blog