Madre asesina

La madre asesina: El doble crimen que conmovió a un país +Video

/
3 minutos de lectura

Durante más de una semana todo Estados Unidos se mantuvo pendiente del presunto secuestro de dos hermanitos. Finalmente, se supo que los niños habían tenido un peor destino.

La madre asesina: El doble crimen que conmovió a un país

El caso estremeció los cimientos de la sociedad norteamericana por sus condenables características.

El escenario: la localidad de Union, en Carolina del Sur, Estados Unidos.

La fecha: 25 de octubre de 1994.

La protagonista: Susan Smith.

La madre asesina: La mentira

La noche de esa fecha Smith reportó el secuestro de sus dos pequeños hijos, Michael, de 3 años de edad, y Alex, de apenas 14 meses.

Dijo a las autoridades que un hombre se los había llevado en el vehículo de la mujer cuando ella se detuvo en la vía por un semáforo en rojo.

Pero la verdad distaba mucho de aquella versión del hecho.

Conozcamos la historia.

la madre asesina

La madre asesina: Una juventud problemática

Nacida en 1971, Susan se crio en un hogar estable hasta que sus padres, Linda Harrison y Harry Vaughan, se divorciaron cuando ella tenía siete años. Más tarde, su progenitor se suicidó.

La madre de Susan volvió a contraer nupcias, esta vez con un empresario local de nombre Beverly Russell.

En la escuela, Susan era una estudiante destacada. Sin embargo, a los 13 años intentó quitarse la vida.

A los 16 años reveló que su padrastro abusaba de ella. Sin embargo, la denuncia respectiva no trajo consecuencias para el victimario.

Trabajando de cajera en un supermercado en 1998 conoció a David Smith, quien sería su esposo.

Al mismo tiempo, mantenía una relación con un compañero de trabajo de quien resultó embarazada. Decidió abortar.

La madre asesina: David Smith y Tom Findlay

Susan y David se casaron en 1991, después de que ella quedara encinta de su primer hijo.

No obstante, la vida de la pareja fue controversial y optaron por separarse, al tiempo que Susan esperaba a su segundo vástago.

Con el tiempo, Susan y David tendrían encuentros y desencuentros.

la madre asesina

Después, a los 23 años, Susan se cambió de empleo para laborar en una empresa textil. Allí quedó prendada del diseñador Tom Findlay, hijo del propietario de la firma.

En 1994 se concretó el divorcio de Susan y David. Para ese momento ella estaba muy enamorada de su nueva pareja.

La madre asesina: La carta y su consecuencia

Pero Findlay le escribió una carta a Susan en la cual, además de criticarla por su comportamiento, le anunciaba que ni quería tener hijos ni tampoco cuidar a hijos ajenos.

Eso devastó a Susan, cayendo en un profundo estado de angustia.

Acogió entonces la abominable decisión de librarse de los dos infantes.

La noche del suceso tomó su vehículo y después de haber instalado a los menores en sus asientos de seguridad, en la parte trasera del carro, partió rumbo a la carretera.

Se dirigió al lago John D. Long, donde estacionó el carro en una rampa para botes.

Con sangre fría, sacó el cambio, quitó el freno de mano y se bajo rápidamente. El vehículo se hundió en las frías aguas con los niños adentro.

Supuesto secuestro

Susan se dirigió de inmediato a una casa cercana para narrar, entre lágrimas, que sus hijos habían sido raptados.

Luego, tras la llamada al servicio de emergencias, llegó la policía y la noticia comenzó a difundirse. Tanto, que se expandió a nivel nacional.

la madre asesina

David se unió a su antigua cónyuge en el clamor a través de los medios para que el plagiario devolviera a los niños.

En medio del drama, el rostro atribulado de Susan se hizo familiar a través de la televisión. Todos se compadecían de ella.

Susan mantuvo su versión del secuestro durante nueve días.

Se descubrió la macabra farsa

Finalmente, los investigadores, sospechando por las inconsistencias en los testimonios, dieron con el paradero del automóvil sumergido y los cuerpos de los infantes.

La mujer confesó, entonces, el doble filicidio.

La opinión pública estadounidense estaba consternada.

En el juicio la fémina fue sentenciada a cadena perpetua. con la posibilidad de libertad condicional al cumplir 30 años de prisión. Ese lapso se cumple en 2025.

El caso de Susan Smith, la mujer que fue capaz de matar a sus hijos por el amor de un hombre, ha quedado en los anales delictivos como un episodio abominable.

Tomado de Canal del Crimen.

También puede interesarte: El Vampiro de Düsseldorf​: Conoce su terrorífica historia.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Recientes de Blog