Maquiavelo

La filosofía de Maquiavelo. Cómo es el manejo del poder +Video

/
4 minutos de lectura

La filosofía de Maquiavelo. Cómo es el manejo del poder.

Nacido en Florencia en 1467 y muerto en 1527 en la misma localidad, Nicolás Maquiavelo es conocido principalmente por describir la dinámica y los juegos del poder.

Es célebre su libro «El Príncipe».

La filosofía de Maquiavelo: Cómo son las cosas

En lugar de formular teorías sobre cómo debería ser el Estado o el gobernante ideal, el pensador y diplomático italiano dedicó su vida a mostrar cómo son realmente las cosas.

Afirman que creó un manual con estrategias y métodos sobre cómo deben comportarse los gobernantes para mantener y ampliar su poder.

Hay quienes consideran que estaba divirtiendo al pueblo acerca de los peligros de la tiranía.

La verdad es que Maquiavelo formó la base de la ciencia política moderna.

Aún así el término maquiavélico se ha convertido en un adjetivo utilizado para clasificar a personas sin escrúpulos, traidoras y sin valores morales.

Revisemos lecciones esenciales de Nicolás Maquiavelo que se pueden poner en práctica en el tablero de la vida, siempre que sea oportuno.

La filosofía de Maquiavelo: El fin justifica los medios

La frase, a primera vista, se atribuye erróneamente a Maquiavelo ya que no aparece en su libro ni en ningún otro texto, pero es la que mejor parece resumir su pensamiento.

Al fin y al cabo, en su obra más conocida, el filósofo muestra cómo funciona la política, demostrando que lo que la mueve es la lucha por la conquista y la permanencia en el poder.

La filosofía de Maquiavelo:

No importa si esto requiere romper con los valores impuestos por la Iglesia o por la sociedad. Esto no debería restringir la acción del rey, del gobernante, del príncipe o del estratega.

En otras palabras mentir, distorsionar la verdad, manipular los hechos, amenazar a los opositores, quitarle el poder a los ricos y dárselo a los pobres para conservar el poder.

Usando bellas palabras de afecto, son algunos de los consejos que da en «El Príncipe».

La filosofía de Maquiavelo: La virtud es más importante que la suerte

Uno de los puntos centrales de los postulados de Maquiavelo es la dicotomía entre la virtud y la suerte, que él solía llamar fortuna.

Un príncipe o un gobernante virtuoso es aquel que no es necesariamente desleal o pérfido, pero sí el que sabe ganar favores para mantener el poder y ampliar su dominio sin depender del azar o la suerte.

Para Maquiavelo ser virtuoso es saber el momento adecuado para actuar y el momento para no hacer nada, sin dejar espacio para que la suerte gobierne la vida.

Algunas interpretaciones lo ven como algo diabólico o astuto, pero esto tiene objeciones: en su visión simplemente no quiere depender de lo fortuito, de los signos o de la astrología.

Quiere ser el dueño de su destino y para ello elabora estrategias.

Para conseguir lo que uno quiere Maquiavelo considera que solo hay que analizar y desarrollar el juego de la vida de la manera correcta, rodeándose de las personas apropiadas.

La filosofía de Maquiavelo: El buen uso de la crueldad

Según Maquiavelo el príncipe o gobernante debe poseer la sabiduría para ser malvado cuando es necesario.

Sostenía que para salvar un Estado un gobernante debe saber no ser bueno, mintiendo aunque pareciendo piadoso si la situación lo exige.

La filosofía de Maquiavelo:

Esto con el objetivo de mantener la seguridad y el bienestar de su pueblo.

La crueldad en estos casos sería justificable y muy bien utilizada.

La filosofía de Maquiavelo: Es mejor ser temido que amado

El amor es un sentimiento voluble ya que por naturaleza las personas son egoístas y pueden cambiar sus lealtades en cualquier momento.

El miedo, en cambio, el temor a ser castigado, no puede ser ignorado tan fácilmente y por eso no falla: te respetarán más si te temen que si te quieren.

En otras palabras, la gente dudará antes de hacerte daño, pero el amor no les impide hacerte daño.

De hecho, en el momento en que deciden traicionarte se olvidan de todo el amos que sintieron por ti.

La filosofía de Maquiavelo:: Pocos ven lo que somos pero todos ven lo que aparentamos

El juego de las apariencias es algo que cautiva y engaña a mucha gente.

Maquiavelo lo sabía muy bien.

Por lo tanto, aprovechar la máscara que creas es fundamental en el juego del poder. Es mejor ocultar tu verdadera naturaleza.

Cuando los enemigos o los aliados accionen contra ti atacarán solo tu máscara o tu personaje, sin saber que no te están causando ningún daño.

La filosofía de Maquiavelo:

Mirar a quienes tienes a su alrededor

«El primer método para estimar la inteligencia de alguien es mirar a los hombres que tiene a su alrededor», decía Maquiavelo.

Somos la media de las cinco personas con las que más convivimos.

Sabiendo esto, para analizar a una persona basta analizar su círculo social e identificar los patrones de comportamiento.

Esta es una enseñanza sencilla, Pero mucha gente se olvida del poder de la convivencia.

Es como reza el refrán «muéstrame con quién andas y te diré quién eres».

Es peligroso liberar a un pueblo que prefiere la esclavitud

Hay un patrón de comportamiento en las personas débiles.

Es la servidumbre voluntaria, es decir, personas que eligen la esclavitud por su propia voluntad.

Son aquellos individuos que no quieren ser más de lo que pueden ser ni quieren utilizar todo su potencial.

Los esclavos voluntarios siempre se sentirán incómodos cuando alguien intente liberarlos.

Estas personas prefieren tanto la zona de confort que piensan que es mejor permanecer en la mediocridad, no arriesgarse a conquistar la vida de sus sueños.

No pierdas tu tiempo y energía tratando de rescatar a estas personas. Siempre serán desagradecidas. No intentes cambiarlas.

No vale la pena perder tu tiempo.

Sé tu mismo el protagonista de tu vida y olvídate de los esclavos voluntarios.

Tomado de Super Interesante.

También puede interesarte: El papa: «La Humanidad se ve amenazada por un perverso abuso del poder»

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Recientes de Blog