Foto de Karolina Grabowska en Pexels

Cómo controlar la ansiedad cambiando de perspectiva

4 minutos de lectura

Las falsas creencias respecto a la ansiedad nos perjudican

En este artículo aprenderás a controlar la ansiedad haciendo un cambio de perspectiva al respecto.

La ansiedad es normal y buena si la sabes utilizar a tu favor. Los profesionales de la salud mental cometen un error al promulgar dos falacias claves sobre la ansiedad:

Primera: que la ansiedad es peligrosa y destructiva y que la solución a su dolor es prevenirla y erradicarla.

Y la segunda: que la ansiedad es un mal funcionamiento de la felicidad y la salud mental, y por lo tanto debe corregirse.

Estas falacias nos dañan sin querer, porque nos ponen ansiosos debido a la ansiedad. Así que tratamos de evitarla y suprimirla a toda costa; lo que más bien la empeora, y bloquea nuestra capacidad para encontrar formas útiles de afrontarla.

controlar la ansiedad
Controlar la ansiedad – Foto de Ana Bregantin en Pexels

Además, estas falacias suprimen la curiosidad respecto a la ansiedad o el interés en controlarla para aprovechar su verdadero propósito: una ventaja impulsada por la evolución para protegernos y energizarnos para ser más creativos, socialmente conectados y persistentes.

El problema no es que nos sintamos demasiado ansiosos, el problema es que no hemos dominado cómo sentirnos ansiosos y no hemos aprendido a controlar la ansiedad

Es un sentimiento y un estado que nos motiva a buscar esperanzas y a persistir en nuestras metas: aprende cómo controlar la ansiedad

La ansiedad no es agradable: nervios, mariposas en el estómago, palpitaciones, pensamientos de preocupación y hasta pánico.

Esos sentimientos nos hacen sospechar que algo anda mal, ya sea con el mundo o con nosotros.

Estos sentimientos negativos son también un triunfo de la evolución. Surgió junto con uno de nuestros mayores atributos humanos: la capacidad de pensar, imaginar y prepararnos para el futuro.

Mientras que el miedo nos arraiga al momento presente, la ansiedad nos hace pensar en el futuro.

Ansiedad es considerar la incertidumbre de lo que se avecina y anticipar la posibilidad de que suceda algo malo, y también comprender que algo bueno podría suceder.

Podemos estar ansiosos porque algo muy bueno está por suceder

La ansiedad nos ayuda a imaginar las posibilidades y a preocuparnos por hacer realidad la mejor opción.

Es por eso que la ansiedad está indisolublemente unida a la esperanza y agudiza nuestro enfoque, nos ayuda a persistir a través de los obstáculos y motiva la creatividad, la innovación y la conexión social.

Una clave para obtener los beneficios de la ansiedad es pensar diferente respecto a ese sentimiento

En 2013 investigadores realizaron un experimento en el que asignaron a participantes socialmente ansiosos un discurso público improvisado sobre un tema polémico.

Descubrieron que los participantes que aprendieron a reformular su ansiedad como una ventaja se desempeñaron mejor bajo presión, tenían más confianza y tenían una respuesta cardiovascular que surge cuando estamos concentrados y comprometidos.

El estudio mostró que nada más cambiando nuestra percepción de la ansiedad de una carga a un beneficio, nuestros cuerpos hacen lo mismo en preparación para los desafíos que se avecinan.

Controlar la ansiedad nos conecta socialmente y nos hace ser creativos

A menudo asumimos que la ansiedad causa estrés. A veces lo hace, pero también amortigua el estrés al motivarnos a ser sociales y creativos.

En medio de la ansiedad los niveles de la hormona oxitocina (llamada la «hormona del amor») aumentan.

La oxitocina juega un papel amplio en la vinculación social, incluidas las relaciones románticas, la reproducción, el parto y el cuidado.

La oxitocina nos prepara para conectarnos con los demás y esa conexión es una de las mejores formas de manejar todo tipo de angustia, incluida la ansiedad, a nivel biológico.

Nada más sostener la mano de un ser querido calma un cerebro ansioso.

Los humanos evolucionamos dependiendo de otros para tener consuelo.

Cómo controlar la ansiedad nos ayuda a ser más creativos

Cualquier persona que se presenta ante el público te dira que si no siente algo de ansiedad, algo anda mal.

Las mariposas antes de la gran actuación significan que te importa. La creatividad requiere persistencia, esfuerzo e imaginación para ver las posibilidades frente a nosotros, y la ansiedad nos permite enfocarnos en esas posibilidades.

Gracias a la ansiedad aumentan la creatividad, la cantidad y la calidad de las ideas, así como la capacidad de persistir en la resolución de los problemas.

La ansiedad tiene que ser incómoda para funcionar

Y es que precisamente la ansiedad funciona porque no se siente bien. Tiene éxito porque nos hace sentir mal. La ansiedad es tan desagradable que haríamos prácticamente cualquier cosa para que desaparezca.

Y nos impulsa a hacer cosas que nos protegen y nos motivan hacia objetivos productivos, lo que a su vez, al reducir la ansiedad, nos indica que estas acciones han tenido éxito.

Este ciclo se llama «refuerzo negativo» y en él, detener el sentimiento de ansiedad es la recompensa. Por eso la la ansiedad es un paso clave para el éxito.

Solo estás ansioso cuando algo te importa

Es importante prestar atención a lo que la ansiedad nos dice. Hacer un chequeo mental de lo que nos molesta. Descubrir qué te está causando la ansiedad para poder actuar.

Una vez que identificas la fuente de tu ansiedad, esta disminuirá de inmediato, porque ya estás en el camino correcto.

Pero mientras algo esté mal, la ansiedad permanecerá, aumentará o regresará para motivarte a hacer algo respecto al problema que tienes que resolver.

Sin ansiedad podemos perder oportunidades de sobrevivir y prosperar

Ansiedad no es lo mismo que Transtorno de Ansiedad

La ansiedad es una emoción normal y saludable que experimentamos comúnmente.

Se siente ansiedad en un espectro que va desde lo apenas perceptible hasta lo abrumador.

Pero niveles extremos de ansiedad no son suficientes para diagnosticar un trastorno de ansiedad. Los trastornos de ansiedad solo se diagnostican cuando nuestras formas de lidiar con la ansiedad son desproporcionadas y alteran nuestra capacidad para funcionar en la vida.

Aunque la ansiedad es una emoción útil, los síntomas de los trastornos de ansiedad son peores que inútiles, porque interfieren activamente.

Aprender a estar ansioso de la manera correcta es algo supremo

Hace más de 180 años, el filósofo danés Søren Kierkegaard escribió: “Quien haya aprendido a estar ansioso de la manera correcta ha aprendido lo supremo”.

Sé curioso acerca de tu ansiedad y préstale atención.

Cuando rescatamos la ansiedad y la reclamamos como parte del ser humano, tenemos más posibilidades de rescatarnos a nosotros mismos.

Fuentes:

El artículo original completo apareció primero en la revista Next Big Idea Club y fue republicado por Fast Company con el permiso de sus propietarios originales.

Estás leyendo una versión resumida y traducida por Curadas, tu compañía en información.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Recientes de Blog