La tuberculosis ha matado en territorio venezolano a más de 200 mil personas desde el año 1999. Este informe lo dio a conocer Alfonzo Bolívar, activista de DDHH, quien tiene varios años denunciando este tipo de casos por los medios de comunicación.

El especialista califica este caso como “muy grave”.

A diferencia de otros países de la región, Venezuela ha experimentado un ascenso en los casos de Tuberculosis desde hace 20 años. Se estima que el aumento de los casos de esta enfermedad es de entre 15 a 20 % por año, éste es el resultado del informe de la Organización de Médicos por la Salud.

“En Venezuela no existen cifras oficiales de ningún tipo y mucho menos cifras sobre las epidemias y enfermedades como el extinto boletín epidemiológico que no sale desde el año 2014, sin embargo, se estima que la tuberculosis ha cobrado alrededor de 200 mil vidas en Venezuela en los años más recientes”, dijo Bolívar.

Bolívar alertó que no existe una campaña de prevención en contra de esta enfermedad. Acotó que es una bacteria altamente peligrosa “altamente infecciosa y contagiosa, pero también prevenible”.

Por otro lado, el experto informó que esta enfermedad dentro del territorio nacional bien puede afectar a otros países gracias a la diáspora venezolana. Lo que la convierte en un problema para las demás naciones receptoras de migrantes venezolanos.

Tuberculosis es una enfermedad que bien puede alojarse en lugares con poca higiene. Según Bolívar, el 70 % de los hospitales contienen infecciones de diferentes tipos gracias a la poca higiene que existe en estos lugares. Esto se debe a la falta de recursos en los centros de salud o la falta de personal que que haga este trabajo.

“El problema de salud radica en el abandono total de la salud pública por parte del régimen de Nicolás Maduro, que hace muy poco o nada para garantizar la salud de la población, por esta razón para poder recuperar la salud del venezolano es necesario un cambio de modelo y de gobierno que, si atienda los verdaderos problemas sociales del país”, finalizó.

Redacción Curadas.

Compartir en: