Categorías
Audios El Gocho

Audio del Gocho sábado 24 de octubre 2020 – 11:40 AM

Curadas comparte el audio del Gocho del WhatsApp del sábado 24 de octubre 2020. Resumen político de la situación de Venezuela y el mundo.

Compartir en:

Si no ha llegado el audio del Gocho, puedes entretenerte leyendo las divertidas teorías respecto a dónde está el Gocho del WhatsApp Si tienes alguna idea de su paradero, compártela.

También puedes leer el Glosario del Gocho

Conéctate con nosotros

Síguenos en las redes sociales, únete a nuestros grupos de WhatsApp y Telegram y recibe nuestro boletín diario en tu correo electrónico.

Si prefieres descargar el audio del Gocho del WhatsApp en mp3, haz clic en los tres puntos verticales de la derecha del audio, al lado de la corneta, y luego haz clic en «download» o descargar.

Dale play al audio del Gocho

¿Problemas en el condominio?

Asesoría para juntas de condominio y vecinos

Haz clic aquí para información gratuita respecto a los problemas más frecuentes de las juntas de condominio y juntas de vecinos.

Síguenos en las Redes Sociales

Recibe la selección de noticias de CURADAS en tu correo electrónico.

Únete a uno de nuestros grupos de WhatsApp para recibir noticias: dólar promedio, audio de El Gocho, noticias.

Únete a nuestro grupo de Telegram para recibir noticias: dólar promedio, audio de El Gocho, noticias.

¿No conoces algunas palabras que dice El Gocho? ¿Quiéres saber qué significan? Consulta el Glosario de El Gocho del WhatsApp.


Transcripción

¡Qué hubo, prima, cómo está la vaina!

Hoy es 24 de octubre del 2020 y son las 11:40 de la mañana. Usted por allá en Cordero, aproveche ahora, a mediodía, y acérquese a la tasca de Vicente Colmenares. Ese paisano, está presentando una novela de su autoría, que el editaron allá en Miami, la gente de Jurado Publishing, y aproveche, porque ese toche hoy está brindando; y se mete unos triqui-traquis, con unos pastelitos, y de paso, le compra el toche libro pa’que se entretenga. Pues mientras no hay luz y no hay internet allá en Cordero, que siempre se va esa vaina, pues por lo menos tiene para leer unos días y se entretenga.

Hoy, es día triste, y es que cumplimos dos años en que se nos fue el primo Carlitos, y toca rezar por él.

Pero, para los que no terminan de entender cómo es que se negocia con terroristas y narcotraficantes, esta semana, las tropas del gobierno afgano, sí, los mismos que están sentados en Doha, Qatar, negociando con los talibanes y cumpliendo una orden de arresto del FBI, en la cual planteaba “captura, detención o liquidación”, se soplaron a un “ángel de Dios”, al terrorista de origen egipcio Abu Muhsin al Masri. Ese sujeto, que era el segundo jefe de Al Qaeda, pero sobre todo, era el jefe de la organización en Afganistán, se lo soplaron, y no se les movió ni una ceja. 

Por cierto, eso es una lección para los que les gusta hacer tregua política con terroristas que deciden salir de esos eventos, para dedicarse al ruego de la búsqueda de los votos. ¡Me lo maman! Recuerde que todos los dirigentes de Al Qaeda, provenientes de Egipto -porque este sujeto era egipcio- todos eran miembros de la “Hermandad musulmana”, que es aquel partido político que los americanos designaron como “banda terrorista” hace bastante. Es por eso que el presidente Al Sisi, de Egipto, proscribió a estas ratas, que dirigía Mohamed Mursi, en los tiempos de Obama, pero como ese tipo, Mursi, se volvió loco, pues le tocó al señor Al Sisi echar un parado, a pesar de que la hermandad musulmana tenía todo el apoyo de la Administración Obama, luego de la primavera árabe -cuando derrocaron a Hosni Mubarak- pues los egipcios agarraron, se amarraron sus propios cojones, pararon la fórmula de la locura socialista-salafista, y le trancaron el juego en la jeta a Obama y a Biden. 

Es por eso que es tan pertinente, que en Venezuela tenemos que crear la opción de los venezolanos con los venezolanos. Pues para que el catire Trump nos apoye -¡porque el tipo va a repetir el 3 de noviembre!- tenemos que construir nuestra propia opción. Y si tanto pajúo le apuesta al viejo Biden, porque creen que ese viejo huevón también va a ganar, pues también tenemos que construir nuestra propia opción. Porque los egipcios resolvieron su peo a pesar de que tenían en contra a la poderosa Administración de Obama y Biden. 

Pero hoy, parece que en Venezuela no se está trabajando en la solución propia; y es por eso, que es importante ver que el catire Trump no descansa con el tema venezolano en su visión de lograr una solución venezolana; y por eso, Reuters publicaba esta semana que su mejor negociador, el señor Richard Grenell, el mismo que logró el acuerdo de paz entre Serbia y Kosovo, hace apenas unos días -lo que indica que es uno de los hombres de mayor confianza del catire- lo mandaron a conversar con el “colotordoc” de la comiquita del gato Félix; sí, el “hermano macana” de la parejita de los “Autos Locos”, el George, el hijo del “robabancos”, el hermano de la primate  sobrina de Urko, de “El planeta de los simios”, y según la nota, decía que el señor Grenell fue con una rama de oliva a darle chance a las ratas rojas, para una salida vivos del poder. Pero el calvo, básicamente le dijo “Mira, Richard, ¿sabes cómo es la verga? Nosotros, en la revolución creemos en todas las encuestas de CNN y The New York Times y del Washington Post y el Huffington Post, y cómo esas dicen que Biden va a ganar, nosotros esperamos los resultados de la elección, pues para eso tenemos bastante real entregado a la causa de los demócratas, con nuestro agentes rojos y azules. Y en unos días, verás que no hace falta arreglar un toché con el catire.

Y el señor Grenell, pues muy estoicamente le rebatió y le dijo “Me parece muy bien señor Jorge, pare de sufrir, yo le diré al jefe; eso sí, después, les tocará llorar sangre, pero la próxima vez, la conversación a lo mejor no será muy amena, con el almirante Craig Faller, que es el jefe del Southcom, junto con la coalición que ha montado con holandeses, colombianos y brasileros. Y esos tipos, cuando los envíen a actuar, no será aquí, en México, bebiéndonos un tequila, en un buen botiquín, en el Paseo de la Reforma, sino con la trompetilla de un fusil Barret, calibre 50, cuando un marine se la meta culo arriba por esas nalgas, sin vaselina, mister.

Y por cierto, pasado mañana, el lunes, será la votación en la Cámara del Senado, para la confirmación de la juez Amy Coney Barrett, y una de las dudas que ponía en peligro la nominación, era la posición ambigua de la senadora republicana por Alaska, la señora Lisa Murkowski, que se estaba haciendo la toche. Pero quizás sus encuestas la estaban tirando por una cañería, por no alinearse con el catire, pero lo cierto es que ya la señora dijo que votará a favor de la nominación, y el lunes votará en la Cámara del Senado, junto con el senador de Utah, el señor Mitt Romney, que se estaba haciendo el policía de Capacho ese toché. De manera que ya tienen 52 senadores seguros, ni siquiera hace falta la senadora de Maine, que anda haciéndose la boba, y tampoco necesitan el voto del vicepresidente para destrancar el empate. Así que la señora Coney Barrett está lista, y medio palo le van a meter a los demócratas, con la designación de esta impecable jurista.

Y por cierto, que para los que creen que la justicia terrenal y Divina se puede salvar, hoy se cumplen 89 años cuando el célebre capo de la mafia de Chicago, el señor Alphonse Capone, napolitano de origen, fue condenado a 11 años de prisión, más $50.000 de multa por evadir impuestos. Y lo agarró el computador de la mala leche, del IRS, y gracias al tenaz trabajo de un grupo de hombres de la ley, dirigidos por aquel célebre agente del tesoro, el señor Eliott Ness, lo llevaron a la cárcel. Nunca le pudieron probar los delitos de las masacres, como la de San Valentín y demás sicariatos por encargo; pero a pesar de eso, el brazo de la justicia lo agarró y eso sí, una vez precio le pegaron una belleza de sífilis, se le cayó el machete y murió de sífilis, ese criminal en la cárcel, porque no se fue liso. En algún lado lo agarraron. 

Esa la parte de la suerte que los venezolanos le invocamos al Altísimo, para que se cargue a las ratas rojas, aunque sea por comerse la luz de un semáforo, pero eso sí, una vez que se los cargue la justicia, hay que agarrar y meterlos en la misma celda, con Dorangel Vargas, el “comegente” de Táriba. Pero eso sí, a ese tipo primero hay que meterle un ayuno, como de seis días sin comer, para que cuando se meta en la celda, con estas ratas, se meta un opíparo banquete con la banda de comunistas. ¡Chupen!

Bueno, vieja, vaya para allá, para la tasca de Vicente, para que le coma los pasteles a ese toche, que yo voy a ver si consigo gasolina para acompañarlos. Chao, chao.

Más audios del Gocho

Compartir en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *