Audio del Gocho miércoles 16 de diciembre 2020
Audio del Gocho miércoles 16 de diciembre 2020

Gocho audio miércoles 16 de diciembre 2020 – 10:35 AM

/
6 minutos de lectura

Si no ha llegado el audio del Gocho, puedes entretenerte leyendo las divertidas teorías respecto a dónde está el Gocho del WhatsApp Si tienes alguna idea de su paradero, compártela.

También puedes leer el Glosario del Gocho

Conéctate con nosotros

Síguenos en las redes sociales, únete a nuestros grupos de WhatsApp y Telegram y recibe nuestro boletín diario en tu correo electrónico.

Si prefieres descargar el audio del Gocho del WhatsApp en mp3, haz clic en los tres puntos verticales de la derecha del audio, al lado de la corneta, y luego haz clic en «download» o descargar.

Dale play al audio del Gocho

Escucha la opinión de Arquímedes Román respecto al acontecer político de Venezuela

Síguenos en las Redes Sociales

Recibe la selección de noticias de CURADAS en tu correo electrónico.

Únete a uno de nuestros grupos de WhatsApp para recibir noticias: dólar promedio, audio de El Gocho, noticias.

Únete a nuestro grupo de Telegram para recibir noticias: dólar promedio, audio de El Gocho, noticias.

¿No conoces algunas palabras que dice El Gocho? ¿Quiéres saber qué significan? Consulta el Glosario de El Gocho del WhatsApp.


Transcripción

¡Qué dice el Bengi! ¡Buenos días!

Hoy es 16 de diciembre del 2020 y son las 10:35 de la mañana y usted cumpliendo 50 y se me está poniendo viejo, ¿no, pingo?

Pero por cierto, que un día 16 de diciembre de 1773, se produce el célebre evento llamado el “Boston tea Party” -es algo así como “la fiesta del té de Boston”- cuando los colonos americanos, mamados del aumento los aranceles impuestos por parte de la corona inglesa, que le clavaba al té, porque ese era su monopolio, se arrecharon y lanzaron más de 300 fardos de hojas de la sustancia para la bebida muy espirituosa, y en franca rebelión tiran esa verga a la bahía, y básicamente los colonos se quejan y dicen que ya basta de que le claven impuestos sin representación, ni saber dónde se va a invertir; es decir, “no taxation, at less you have representation”. Ese es el tema sobre el cual se prende ese chicharrón, y ese sería uno de los precursores a lo que sería, tres años después, la Independencia de los Estados Unidos.

Pero para nosotros los venezolanos y los latinoamericanos, ¿qué es lo pertinente de este evento?

Que ese es el futuro para el commodity que mueve la economía de muchas naciones americanas, como lo es el café; porque luego de que los americanos se arrechan con los ingleses y le botan el té, deciden no comprar té, en boicot, y consiguen otra bebida que era el café; y este producto, esta materia prima, al no depender del monopolio de la corona inglesa, sino que era de comercialización libre, pues entonces los americanos deciden montarse en el negocio del café y consumir café. Y al día de hoy, esa es la razón por la cual este producto marcó la economía venezolana del siglo XIX y también de Colombia y de Costa Rica y de Nicaragua y de Brasil; pero es porque los americanos decidieron mandar a lavarse ese paltó al monopolio del té, que era de los ingleses. Eso es lo pertinente de lo que significa cuando usted manda con el mercado y decide donde va el bolsillo.

Pero el otro evento interesante de un 16 de diciembre de 1944, es que comienza lo que se llamó la “Batalla del Bulge” que es la “Batalla del Bojote”, en la última ofensiva de los nazis contra la invasión de los aliados que había comenzado con el “Día D” en la Operación Overlord, y esta batalla se dan los bosques de las Ardenas, entre Bélgica y Luxemburgo; y allí los nazis logran parar el avance de los aliados, por un tiempo, en la última gran batalla de trincheras, con resultados terribles; pero los aliados lograron voltear el santo, cuando refuerzan el frente de batalla con combustible suficiente para que no se parara el avance. 

Y por supuesto, ¿de dónde venía el combustible? Además que venía de los Estados Unidos, venía de una nación latinoamericana llamada Venezuela, donde la explotación estaba a cargo de empresas americanas y del consorcio británico-holandés de Shell. Y este detallito del combustible, es lo que le para las patas a la avanzada de los panzers del bicho éste, de la rata de Adolfo el atribulado, y remata, entonces, la ofensiva, el general Patton, por instrucciones de Eisenhower, para que rompa el cerco, y lo demás es historia.

Pero, luego de ver el arrojo de los cientos de años de los americanos echándole bolas, entonces a uno lo que le da es ganas de llorar, ver hoy que esa gran democracia, enterrada por una manada de millennials, que se volvieron una parranda de jevas, buenos para nada y malos para todo, más flojos que mojón de atol, y aparece la terrible noticia de que el diputado demócrata por California, el señor Eric Swalwell, este pájaro, se estaba acostando con una china; pero no la nación china, con una china, que se llamaba Fang Fang. Y esta pajarraca, debe ser que le dio de comer y de oler a este gafo, desde el año 2011, que era concejal, hasta el año 2015, que lo descubre el FBI y le dice: “Mira, venao, ¿que haces tu acostándose con esa coña, tú no ves que esa tipa es espía?”, pero lo sinvergüenza, es que (…) sólo le da ese pitazo a los demócratas, no se lo dijo al Comité Selecto de Inteligencia, y este vergo, al día de hoy, todavía es parte del Comité Selecto de Inteligencia.

Ese es el reclamo que tiene el catire, de cómo es posible que el pantano de Washington pretenda destruir su gran nación, con sujetos que no son capaces de ganarse los cobres sino recibiéndole real a los chinos detrás de bastidores.

Pero, aún hoy, la novela de la elección de los Estados Unidos tiene dos vertientes, creíbles ambas, por cierto.

Por un lado, está el cuento de los demócratas y el señor José Bidet y su bruja, que dice, palabras más palabras menos, que se logró la decisión del Colegio Electoral y los votos en los Estados; y ya, por eso, el “señor” es el presidente electo; pero resulta, que la Constitución americana, que es el documento político más importante de los últimos 500 años, está diseñado a prueba de tramposos; y eso es lo que veremos, cómo se va a ejecutar el día 6 de enero. ¿Por qué? Porque por un lado, puede estar la gente con la tesis de que ya José Bidet ganó, y deje de joder; bueno, eso está bien, hay una gente que cree esa parte; pero yo, que le apuesto los caballos al Catire, ¿por qué? Porque fue el que nos echó una mano a los venezolanos. Eso no es un problema, si tu eres pitiyanqui o no. Ese carajo no echó una mano y yo le apuesto a él; porque la oferta que han hecho los demócratas, en los últimos 21 años, es dejar que los comunistas rojos hagan lo que les dé la gana con nuestro país. Y si a mí me duele Venezuela, yo le apuesto al que más me ayuda, que ha sido el catire. Y es por eso, que en la sesión del Congreso del día 6, basta que se presenten varios diputados republicanos, con varios senadores republicanos, a prender un chicharrón y un pedo, en esa sesión conjunta, para que se eche para atrás el resultado del Colegio Electoral, por ser una farsa y producto de un fraude enorme. Eso no implica que el señor Mitch McConnell haya dicho que él reconoce a José Bidet; bueno, pero es que esa decisión no es de él. Porque la decisión del Colegio Electoral, en la sesión del día 6 de enero, es de los diputados y de los senadores republicanos, que tienen el derecho a prender su pedo. Así que a ese tema todavía le falta música; y yo sí creo que el catire ganó, y yo sí creo que va a cobrar. ¡Ah!, ¿que a los amigos suyos no les parece? Bueno, que se coman un teterado de toche; porque total, ahora es que falta música.

Y, por otro lado, acuérdense de llamar al Carlucho, allá en Chile, que ese toche cumple años hoy, y eso sí, pida que le compren de regalo de cumpleaños un corotico para la lancha, para que chicanee el fin de semana; y lo dejó, porque yo me voy a jartar unos cannolis sicilianos, con un café, allá en la Panadería Las Lomas, porque estoy de antojo. Chao, chao.

Más audios del Gocho

2 Comments

  1. El gocho mitómano sigue haciendo el ridículo intentando dar alivio a los pendejos que le creyeron sus cuentos sobre las patadas de ahogado del cochino anaranjado pero lo que da es verdadera pena ajena, igual que Diosmeado y su mazo adentro pues…

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Recientes de Blog