Gocho audio lunes 11 de enero 2021

Si no ha llegado el audio del Gocho, puedes entretenerte leyendo las divertidas teorías respecto a dónde está el Gocho del WhatsApp Si tienes alguna idea de su paradero, compártela.

También puedes leer el Glosario del Gocho

Conéctate con nosotros

Síguenos en las redes sociales, únete a nuestros grupos de WhatsApp y Telegram y recibe nuestro boletín diario en tu correo electrónico.

Si prefieres descargar el audio del Gocho del WhatsApp en mp3, haz clic en los tres puntos verticales de la derecha del audio, al lado de la corneta, y luego haz clic en «download» o descargar.

Dale play al audio del Gocho

Si no ha llegado, escucha el anterior

Escucha la opinión de Arquímedes Román respecto al acontecer político de Venezuela

Síguenos en las Redes Sociales

Recibe la selección de noticias de CURADAS en tu correo electrónico.

Únete a uno de nuestros grupos de WhatsApp para recibir noticias: dólar promedio, audio de El Gocho, noticias.

Únete a nuestro grupo de Telegram para recibir noticias: dólar promedio, audio de El Gocho, noticias.

¿No conoces algunas palabras que dice El Gocho? ¿Quiéres saber qué significan? Consulta el Glosario de El Gocho del WhatsApp.


Transcripción

¡Qué hubo, matador, buenos días!

Hoy es 11 de enero del 2021 y son las 8:25 de la mañana, y usted por allá en Kissimmee, pasando roncha y arrancando el año con frío, pero bueno, no queda si no ir a trabajar…

Ahora, aquí en Venezuela, un día como hoy, 11 de enero del año 1974, se funda el glorioso Deportivo Táchira, por parte de un italiano gocho, Don Gaetano Greco, y de allí en adelante, lo demás es historia. Con la afición más aguerrida del país, y aunque a veces juegan como nunca y pierden como siempre, igual es el equipo de nosotros, más que chillen. Son 47 años, y no es cualquier pelusa. El equipo es el sentir de los que les gusta el fútbol, y sobre todo, la institución de la “Barra Sur”, que son la “pepa del queso” y le paran a uno los pelos, cuando los tipos se dedica a animar el juego, aunque vaya mal, y eso es parte de nuestro orgullo.

Ahora, en Caracas, la terrible noticia, es que mientras las ratas rojas arrancan en el año amenazando a ciudadanos del país, que les confiscarán las propiedades, o que les revocarán la nacionalidad venezolana a aquellas personas que se fueron; en Caracas, los grupos armados de La Vega y la banda de la Cota 905 se salieron del carril; y como gran solución, los gorilas mandaron a uno de los grupos de exterminio, el de las cuatro letras, y desde el jueves en la noche hasta el domingo, aparecieron en la Morgue de Bello Monte más de 25 cadáveres, relacionados con los hechos de La Vega en Caracas. Y según publican en las redes -porque en los medios no hay nada- con nombres y apellidos y en el sitio de su deceso y cómo se produjo la conclusión de que estos infelices criminales de los cuerpos de seguridad, le dieron la orden de parar el avance de las bandas criminales y, por aquello de que “¡Me los traes vivos o muertos!”, fue más fácil matar a cualquier toche que pasaba por la zona y llamar entonces a los compinches de las bandas y decirles “Epa, chamo, guárdense, porque el parche está caliente y ahora todos quedan bien”; pero, para unos tipos que son expertos en montar expedientes, ahora dirán que todas estas personas pertenecían a la banda de “tal” o “cual” y, que “éste era perro”; es decir, que era sicario y que “éste era mosco”, era un guardia alerta temprana; que “éste era informante”, “que éste era aguantador” y “éste era un encargado del microtráfico de droga”; y así les conseguirán cargos criminales, a todos estos indefensos e inocentes ciudadanos que, primero, de paso, en Venezuela hay que asumir la inocencia, de acuerdo a la ley, pero si fueran culpables, todos tenemos derecho a exponer nuestro caso en la corte; y peor aún, es que en Venezuela no existe pena de muerte y el “asesinato extrajudicial” no está previsto en la ley; es decir, que por más de que tengas chapa y arma, no puedes matar a un sujeto, a menos que sea en una balacera in fraganti, o respondiendo a un ataque o emboscada o como defensa; pero cuando aparecen tantos testigos indicando cómo fueron masacradas las personas, al punto, que los forences de la morgue le indican a los familiares que los féretros serán enterrados directamente en el cementerio y sin poderles velar ni abrir, pues los cuerpos quedaron desfigurados; es decir, con tiros de escopetas a quemarropa, en la cara.

Entonces, uno se pregunta: “¿Será que son así de malotes, estos policías, para enfrentar al hampa armada; y se dan el lujo de actuar con tal saña, por la sencilla razón de que cuando se ataca a un ciudadano común, que pasa por la calle y por una vecindad inconveniente, eso te hace culpable y sujeto de disposición final de tu vida? 

Es pertinente que el presidente Guaidó se manifieste sobre esta masacre; o mejor aún, es pertinente que la bancada opositora, que hoy ocupa curules en el hemiciclo del “club de amigos” del Palacio Federal Legislativo, manifieste su rechazo a este nuevo crimen y pida la interpelación de los jefes de los cuerpos de seguridad del estado que participaron en la masacre; al ministro del interior, al fiscal general, al defensor del pueblo y que rindan cuentas de cuál fue la orden de operaciones, quién dio la orden verbal o escrita de abrir fuego; cuáles fueron las reglas de enganche a ser empleadas a la hora de abrir fuego; cuál fue la instrucción con respecto al armamento que se debía utilizar; cuál fue la información de inteligencia -sin decir la fuente- por las cuales se procedió al ataque esos días y a esas horas; quién dio la orden de inculpar a los muertos y presentarle el cargos; cuáles fueron los fiscales a cargo del ataque, ergo, del procedimiento policial, y qué informaciones llevan compiladas, con respecto al compromiso con supuestos crímenes por parte de los fallecidos; y quién dio la orden de no entregar los cadáveres a los familiares para darle cristiana sepultura, y además ordenar velarles con el féretro tapado.

Esas son parte de las preguntas que debemos hacernos y hacerle a esta banda del hemiciclo, que por un lado, juramentan, con lealtad perruna, al bobo de Cúcuta, a la pecueca del zambo de Sabaneta y además, embarrando la memoria del Libertador, para enlodar su nombre; pero peor aún: ¿y es que acaso Venezuela es una república que arrancó con estos tres nombres? 

¿Se le olvida a estos piratas de la sábana, que Venezuela, como identidad, es mucho más grande, con mucha más gente y tiempo que estos tres nombres, y que el tiempo de ellos en esta tierra? ¿Que Venezuela comienza su historia escrita, desde el momento en que el Gran Almirante del Mar Océano, Don Cristóbal Colón, en su tercer viaje, pisó tierra firme en Venezuela y de allí en adelante nosotros somos la mezcla y descendencia de todos esos habitantes, pobladores, viajeros y migrantes, y no sólo estos tres nombres, y para que en su nombre, de ese chusco juramento de la semana pasada, allá en el hemiciclo, y se pretenda pasar por las armas a cualquier individuo por el solo hecho de existir y haber caminado una zona en conflictos ese día. Y cómo a un carnicero, de 17 años, le dijeron: “¡Epa chamo!, no vayas pa’llá pal cerro, porque hay peo”. Y este muchacho respondió “¡No joda, yo vengo cansado de trabajar y voy es a mi casa a descansar!”; y hoy, ese muchacho no está con nosotros.

Esa es la Venezuela que requiere respuestas legales y políticas; y gritamos a la Comunidad Internacional, que asuma posiciones serías, según su investidura y su autoridad, y no declaraciones balurdas, como la de la fiscal Fatou Bensouda, allá en la Corte Penal de La Haya; y mientras tanto, las ratas del régimen rojo, felices, haciendo fiesta, porque piensan que de montarse Jesé Bidet en el Norte tendrán vía libre para seguir haciendo fechorías de las suyas, haciendo negocios y nosotros acá en este país… ¡Qué tristeza! En el país necesitamos conducción.

Bueno, matador, hoy es lunes de descanso de la peste; sí, porque la semana pasada, hubo peste arrechamente, ahora supuestamente bajó y, como uno puede salir a la calle, pues me voy para la panadería de Las Lomas a meterme una pizquita, que les queda bien buena. Cuídese mucho. Chao, chao.

Más audios del Gocho

Compartir en:
Un comentario en «Gocho audio lunes 11 de enero 2021 – 8:25 AM»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.