Dirigentes denuncian uso de la pandemia y la escasez de combustible como método de control social

////
3 minutos de lectura

La escasez de gasolina y de combustibles en general y las restricciones por la pandemia de coronavirus son las armas de la administración de Nicolás Maduro para ejercer el control social sobre los venezolanos.

La ONG Transparencia Venezuela, considera que la pandemia cayó como «anillo al dedo» a Maduro, cuando ya no podía esconder la falta de combustible y las protestas por los malos servicios.

Durante este año de restricciones y del llamado 7×7, la suspensión de la venta de gasolina y el cierre de bombas en las «semanas de radicalización», sirve para solapar el problema de la falta de inventarios, con las medidas para evitar los contagios.

El año pasado llegaron buques cargados con gasolina importada desde Irán y con eso trataron de solucionar la escasez. Pero, las colsas por la gasolina no se acaban y a ellas se unieron las del gasooil.

Este año, no hay noticias de la llegada de más cargamentos de combustibles y acaba de cumplirse un mes desde que el ministro de Petróleo, Tareck El Aissami, dijo que a finales de junio se acabarían las colas.

Por el contrario. Las colas siguen y lo peor es que ni las refinerías funcionan.

Lea también: Administración de Maduro pide «mediación» internacional para frenar sanciones de EE.UU.

Este tema fue debatido este martes en la comisión Delegada de la AN de Juan Guaidó.

En este sentido, el dirigente Ricardo Aponte dijo que «se ha agudizado la escasez de combustible y esto ocurre a pesar de que Tareck El Aissami aseguró que, a finales de junio, las colas en las estaciones de servicio desaparecían, porque según él, las refinerías producirían al 100%».

Por su parte, Avilio Troconiz, otro líder de la oposición, denunció que «las estaciones de servicio que, tiempo atrás, surtían gasolina subsidiada están casi desaparecidas, pasamos en la totalidad a gasolina dolarizada, pero además hay estaciones de servicio en donde se vende a 0,50, 1 y hasta 1,5 dólares el litro».

Entre tanto, Sandra Castillo, alertó sobre ña pérdida de cosechas por falta de carburantes. «Existe la posibilidad de que las siembras de maíz, arroz y café en Portuguesa, que con tanto sacrificio se hicieron en todas las tierras del estado, se pierdan, porque los motores de diésel no pueden encenderse por la falta de combustible», dijo.

Janet Yucra

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Nota Anterior

Administración de Maduro pide «mediación» internacional para frenar sanciones de EE.UU.

Nota Próxima

Motivación después de los cuarenta: consejos para aumentarla

Recientes de Blog